Rescatan con vida a un cachorro atrapado en un pozo a 60 metros bajo tierra

171

Más de una semana estuvo un cachorro de perro atrapado en el interior de un pozo de no más de medio metro de anchura y 60 metros de profundidad, condenado a morir y sin ninguna posibilidad de escapar, hasta que, por fin, lo rescataron.

Sucedió en Turquía. El equipo de bomberos recibió un aviso por parte de varios ciudadanos alertando de unos quejidos en un pozo en la localidad de Beykoz. Hasta allí se desplazaron para encontrarse con una sorpresa inimaginable: un cachorro de perro, todavía vivo, era el causante de los lloriqueos que se escuchaban. Enseguida se pusieron en marcha con el rescate.

Los equipos de emergencia, compuestos por los bomberos locales y las organizaciones de rescate de animales, trabajaron codo con codo para salvar la situación. Así, levantaron una tienda de campaña que pusiese a cubierto el agujero del pozo para que la lluvia no dificultase la tarea. Además, hicieron uso de una cámara con visión nocturna para comprobar el estado del cachorro. Este, aunque asustado, todavía estaba vivo, motivo más que suficiente para no desfallecer.

Lo mantuvieron alimentado y vigilado hasta que, pasados 10 días, dieron con la clave para sacarlo de tan angosto lugar. La dramática situación del cachorro y los esfuerzos por rescatarlo con vida llamaron la atención del ministro de Energía Berat Albayrak, quien pidió a una empresa minera estatal intervenir en el rescate.

El sobrecogedor momento fue capturado por las cámaras y rápidamente difundido a través de las redes sociales. Finalmente, los bomberos de Beykoz terminaron adoptando al cachorro al que le pusieron de nombre Kuyu. Un final mejor que feliz para esta criatura.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente