Básicamente, un poema no es algo que se ve, sino una luz que permite ver. Y lo que vemos es vida. Y esto es exactamente lo que expresa Ramira Herrera en su poemario “Confesiones al alba”.

Quizás la mejor manera de comenzar sea con las palabras de la propia autora y que puede ser un resumen de esta maravillosa obra:

 Y sigo buscando respuestas,
dónde está
el sonido de las zampoñas
los tambores
que son el corazón mismo
que late y da vida
en cada relámpago.

Se titula “Confesiones al alba “, un acertado título  con el que se quiere demostrar dos cosas: primero, nunca es demasiado tarde para emprender un proyecto de vida o de cualquier tipo; Y la segunda es que todos pasamos por situaciones emocionales, aunque en diferentes contextos hay un poco de similitud, o mucha por lo que al compartir sus experiencias y sentimientos, espera que los demás se sientan definidos y se sientan agradecidos por la vida. .

De hecho este libro me ha valido para crear una novela, gracias a uno de sus poemas.  Una novela que habla de la superación de una mujer que ha sufrido la pandemia invisible pero no menos letal del machismo y el maltrato. Gracias a la gran escritora de ser una musa de la inspiración de un humilde escritor.

 En ese sentido, Ramina explica que todo comenzó en un momento en que estaba consternada por todas las experiencias que tuvo que pasar por lo que esta pandemia ha aportado al mundo.

Así que, buscando la manera de vaciar todos sus pensamientos y emociones, decidió escribir todas sus sentimientos  que brotaban de su interior como un manantial de gran caudal y constante.

 Los lectores encontrarán allí pasiones puras y directas ante diferentes situaciones y personas y vivencias por que su inspiración son sus hijos , el amor, la vida, la pérdida y el agradecimiento  por estar vivo o viva.

 El lector podrá disfrutar de un contenido 100% autentico y original, con el que sonreirán, llorarán, amarán, y sin dudas se sentirán identificados con las emociones, que más que expresarse se viven.

En tal sentido, solo queda comprarlo y regocijarse con la belleza de los sentimientos expresados en palabras de una manera que hará eco en tu memoria y marcaran la vida de tantos lectores entre los que me incluyo yo. Gracias Ramina por tan magnífica obra.

Para terminar quizás como el comienzo que mejor que emplear las propias palabras  de la escritora:

No quiero zapatos
quiero que mi epidermis
se conecte con mi madre tierra
y el centro de mi cabeza sea el nexo
que conecte el hilo de plata
con la blanca diosa
de cálido rostro
y dulce mirada.

 Este libro ya esta disponible  a nivel mundial en Amazón es tu oportunidad de disfrutar de emociones y sentimientos en estado puro. Mis felicitaciones a su gran autora.

Por José Luis Ortiz