Resiliencia

Cuantas veces escuchamos comentar acerca de cómo ciertas personas logran superar la tragedia, la adversidad, las situaciones de duelo y pérdida, por duras y difíciles que sean. ¿cómo crean esta capacidad?, ¿nacen con ella o es un factor adquirido?

La resiliencia es un concepto que ocupa las primeras posiciones en Psicología positiva, y es un valor en alza en los nuevos planteamientos y terapias psicológicas. Los diferentes medios de información como la comunicación y divulgación, también se hacen eco de este concepto.

«Tenemos que ser Resilientes» pero ¿qué significa serlo? Boris Cyrulnik, neurólogo, psiquiatra, psicoanalista y etólogo, francés, divulgó este concepto: como la capacidad de los seres humanos puede superar períodos de dolor emocional y situaciones adversas, saliendo fortalecidos de ellas.

La resiliencia, distingue dos componentes de resistencia frente a la destrucción, es decir, la capacidad de proteger la propia integridad bajo presión, y por otra parte, más allá de la resistencia, la capacidad de forjar un comportamiento vital positivo, pese a las circunstancias difíciles, por tanto: resiliencia es saber afrontar la adversidad de forma constructiva, saber adaptarse con flexibilidad y salir fortalecidos de los sucesos.

Todas las personas tenemos la capacidad de sobreponernos a un estímulo adverso, pero el uso decidido y firme de esta capacidad, es lo que nos hace realmente resilientes.

Situándonos en el tiempo actual, cabe preguntarnos, ¿qué estamos aprendiendo ante la crisis que nos afecta individual y colectivamente a toda la humanidad, y de qué manera asumimos los retos cotidianos en todas las áreas de nuestras vidas? (economía, salud, familia, emociones, etc).
¿Será conveniente preguntarnos si ya estamos listos para iniciar una nueva convivencia social después del trauma doloroso que hemos vivido con la pandemia del Covid-19?

Es importante tomar en cuenta las condiciones que nos permitan desarrollar este aspecto de resiliencia como la segurización, la recuperación, las relaciones, la cultura, sin dejar de asirnos de los valores y circunstancias donde se construyó nuestra personalidad.

La resiliencia es una capacidad humana, que si bien es cierto no es innata, pero sí juega un papel fundamental el haber recibido improntas biológicas, antes y después de la desgracia o eventos dolorosos, asumiendo que es una oportunidad para aprender, para generar cambios y crecer conscientes de nuestras capacidades y limitaciones.

En términos de madurez colectiva donde cada individuo debe agregar su capacidad para asumir con responsabilidad un nuevo esquema de convivencia la resiliencia es un factor que nos ayudará a comprender el porqué de la pandemia y la capacidad de crear ante esta crisis la mejor versión de nosotros.

Por: Lucy Angélica García Chica
Lucy-Angelica-Garcia-Chica

Escritora y Poeta