La tala de árboles en su nacimiento, las aguas contaminadas con herbicidas, el desvío de su cuenca, y el arrojo de basuras, son algunas de las denuncias que desde la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, se hicieron hace más de cuatro años, sobre los problemas ambientales que amenazaban al Río Guatapurí.

Augusto Ramirez, alcalde de Valledupar, ha trabajado fuertemente en el tema desde su administración y destaca que “el Cesar cuenta con una riqueza hídrica importante a diferencia de otros lugares del mundo donde, según Naciones Unidas, más de 663 millones de personas viven sin suministro de agua cerca de su hogar. Por eso, la importancia de cuidarlo y sumar más actores para proteger y embellecer al Guatapurí”. Ramirez realizó en febrero una importante gestión para la protección y recuperación del río, de la mano de otros organismos locales, que muestra importantes avances en el cuidado medio ambiental de la ciudad.

Por tal motivo, y con el propósito y compromiso de conservar sus aguas y proteger uno de los íconos de Valledupar y de la región, cerveza Aguila contactó a la alcaldía para sumarse a su recuperación, a través de tres iniciativas que buscan embellecer la zona, hacer pedagogía con propios y turistas y entregar elementos que se convertirán en mobiliario del balneario Hurtado.

“Instalaremos una serie de canecas recicladoras a lo largo del Río Guatapurí, que no solo servirán para categorizar los residuos, sino también para fomentar la pedagogía alrededor de la importancia de la conservación y el cuidado de nuestros recursos”, comentó Andrés Ospina, Director de Cerveza Aguila. A esto se suma el esfuerzo de una tropa que tendrá la tarea de sensibilizar a los visitantes del río acerca de la importancia del cuidado y la preservación de este tipo de espacios. Estas personas se encontrarán además en zonas de alto tráfico como universidades, el aeropuerto y el terminal de transporte entre otros lugares, para generar un cambio real de comportamiento social. Además, el 1 de mayo se realizará una jornada de limpieza en diferentes zonas del río bajo la premisa que caracteriza el trabajo de Bavaria, estar unidos por una Colombia mejor.

Finalmente, para celebrar la tradición y embellecer aún más la ciudad en esta importante temporada, la empresa cervecera restauró la Sirena, aquella estatua representativa de diferentes leyendas de la ciudad. Todas estas acciones están encaminadas a sumarse al desarrollo de la ciudad y a aportar en su crecimiento turístico, social y cultural, de la mano de la Alcaldía.

“Con el fin de seguir embelleciendo uno de los lugares más icónicos del país, hemos iniciado la realización de un mural en el Puente Hurtado que permitirá resaltar los atributos de la rica cultura cesarense, el cual será entregado en su totalidad en las próximas semanas”, explica Ospina.

Este proyecto se lanza en el marco del 51° Festival de la Leyenda Vallenata, que todos los años recibe a más de 40.000 visitantes, que tienen, como parada obligatoria, la visita al Río Guatapurí.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente