Revelan qué le pasó a la familia que apareció muerta en su casa

333

El 6 de agosto, los cerca de 3.000 habitantes de la localidad de Sinking Spring, en el estado de Pensilvania, Estados Unidos, se conmovían con la noticia: la familia Short, esa que era conocida por la historia de la menor de sus integrantes, Willow, que había superado un trasplante de corazón con pocos días de vida y tenía dos años; ellos, habían aparecido muertos en su casa, todos: la pareja y sus tres hijos.

Al primer impacto de la noticia siguieron otros, cuando se conocieron algunos detalles de los hechos: todos los miembros de la familia y su mascota, un perro, mostraban heridas de bala. Junto a uno de los padres, informaron los investigadores en un primer momento, se había encontrado un arma y una nota que indicaba que las muertes habían sido por una sucesión de homicidios seguida de suicidio. Pero entonces no se dieron a conocer más detalles.

Después, salió a la luz que el matrimonio tenía conflictos. Y que Megan Short había decidido abandonar a su esposo. La mujer ya había alquilado un lugar donde vivir.

Ahora, los investigadores dieron a conocer quién fue el autor de los homicidios seguidos de suicidio: fue Mark Short, de 40 años, quien asesinó a su esposa Megan (33) y a sus tres hijos, Lianna (de ocho años), Mark Jr. (de cinco) y Willow, de dos años, antes de suicidarse.

El hombre compró una revólver un día después de que la Policía acudiera a su casa por una riña doméstica, informó la agencia de noticias AP.

Cuando la familia apareció muerta, los investigadores habían encontrado una nota de suicidio escrita a mano y la pistola cerca de Mark Short, pero recabaron evidencias forenses y realizaron una autopsia antes de declarar que fue él quien disparó. Agregaron que aparentemente Short escribió la nota después de matar a su familia.

El fiscal de distrito John Adams dijo que los Short habían tenido problemas conyugales y el 18 de julio habían llamado a la Policía para reportar una pelea doméstica. La Policía informó entonces a Megan Short sobre cómo protegerse mediante una orden de restricción. Al día siguiente, dicen las autoridades, Mark Short compró el arma que usaría días más tarde para matar a su familia. Megan Short nunca solicitó la orden de restricción.

Adams dijo que las autoridades no podían especular sobre el móvil, pero dijo que los Short estaban tratando de poner fin a su matrimonio de 16 años. A su vez, dice AP, en su trabajo, a Mark Short lo habían pasado a un puesto de menor jerarquía a comienzos de agosto.

“En base a nuestra investigación, lo único que podemos decir es que él estaba pasando por una separación matrimonial y esto lo había puesto muy sensible”, dijo Adams.

De acuerdo a lo publicado por el diario Reading Eagle, el patólogo forense del caso determinó que Mark Short había muerto por una herida de bala en la cabeza autoinfligidacon el revólver encontrado junto a su cuerpo.

A la vez, se estima que tanto los chicos como Megan Short estaban durmiendo cuando recibieron los disparos mortales, ya que se los encontró tapados con mantas y en pijamas.

Los investigadores no especificaron el orden de los homicidios, pero dijeron que Mark Short disparó un total de seis tiros, uno de los cuales mató al perro de la familia. En una bala los investigadores detectaron una huella digital del hombre, que habría recargado el arma después de cometer los asesinatos.

A la vez, las autoridades señalaron que en la nota aparecida junto a su cuerpo, Mark Shortasumía la responsabilidad por los homicidios. A pedido de la familia, las autoridades no dieron a conocer más detalles sobre el contenido de esa nota.

El día de los asesinatos, dijo el fiscal de distrito John Adams, el hombre iba a alquilar una camioneta para ayudar a que su esposa se mudara. Ella iba a llevarse a los chicos con ella.

Señala el Reading Eagle que, según los investigadores, Mark Short no teníaproblemas de salud mental conocidos, pero estaba claramente perturbado por la ruptura de su matrimonio.

“Creo que no sabemos específicamente de por qué esta relación se había desintegrado”, dijo Adams. “No tenemos respuestas específicas para eso”.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente