Río 2016. Sexo por dinero y hurtos: las denuncias de un medio brasileño de los casos policiales en la Villa Olímpica

386

“Sexo por dinero, hurtos y hormonas en ebullición”. Así se titula el informe que presentó ayer el portal GloboEsporte.com y que puso sobre la mesa los casos policiales de la Villa Olímpica de Río 2016 . Hay historias de oferta sexual de hasta 500 reales (2 mil pesos), acusaciones de abuso y hurtos de pertenencias de los deportistas. “A pesar de lidiar día a día con una ciudad con altos índices de criminalidad, los casos generan sorpresa”, admiten las autoridades. Y agregan: “Los casos sorprenden porque la persona que viene a competir a los Juegos Olímpicos en un deporte, representando a su país, ¿por qué hace esto? El deporte es predicar la paz”.

Los casos sorprenden porque la persona que viene a competir a los Juegos Olímpicos en un deporte, representando a su país, ¿por qué hace esto?”

El caso que tuvo mayor trascendencia fue el del boxeador marroquí Hassan Saada, de 22 años, que iba a competir en la categoría de hasta 81 kilos, pero quedó detenido acusado de haber acosado a dos camareras de la Villa. Según la policía, el boxeador llamó a las dos mujeres a su habitación para solicitar una información y, cuando estaban en el cuarto y supuestamente frente a otros dos atletas, las acosó físicamente antes de que las víctimas pudieran huir.

Y en las últimas horas se conoció otro caso de un boxeador. Jonas Junias, abanderado de Namibia, fue acusado de acoso sexual por una camarera. El atleta fue llevado a la comisaría de Recreio, desde donde fue enviado al complejo penitenciario de Bangu. Pero fue liberado bajo un hábeas corpus presentado por su defensa. El jueves, en el pabellón 6 del Riocentro, perdió por decisión unánime ante el francés Hassan Amzile, y ahora sólo tiene litigios pendientes de resolver en Río de Janeiro.

En cuanto a los faltantes en las habitaciones, revelaron el caso de un hurto de 20 mil reales. El sábado, el director de comunicaciones de Río 2016, Mario Andrada, lo confirmó y anunció que fue detenido el empleado al que se le encontró el dinero. “Fue detenido y se le devolvió el dinero a su propietario”, señaló.

En relación a la oferta sexual, el informe recoge situaciones que vivieron tanto voluntarios como empleados de ambos sexos. Algunos atletas, según detalla el informe, ofrecerían hasta 500 reales para tener relaciones sexuales.

Un asalto a mano armada de cuatro atletas estadounidenses volvió a poner ayer en duda la seguridad en Río de Janeiro durante los Juegos Olímpicos.

Ryan Lochte, ganador de seis medallas de oro, y tres de sus compañeros de equipo, Gunnar Bentz, Jack Conger y Jimmy Feigen fueron abordados en la madrugada del domingo por hombres vestidos como policías mientras los deportistas regresaban en taxi de una fiesta en el barrio de Jardim Botanico a la Villa de los Atletas, en Barra de Tijuca.

“Su taxi fue detenido por individuos que se hicieron pasar por agentes de policía armados y exigieron el dinero y otras pertenencias personales de los atletas. Los cuatro deportistas están bien y están cooperando con las autoridades”, confirmó el vocero del comité olímpico de Estados Unidos, Patrick Sandusky, luego de que el comité organizador de Río 2016 había calificado como “falsas” las informaciones que empezaron a surgir más temprano.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente