Luna mágica, luna de carey,
lánguida reina de la noche
envuelta en muselinas mustias,
de olvidos y nostalgias

Musa misteriosa y blanca, pasea
su inescrutable desnudez
sobre la solitaria playa,
bajo el manto discreto de la noche.

Vaga mística y silenciosa,
esperando ese breve instante
para fundirse en un beso eterno
con su amado sol distante,
bajo el rojizo fulgor de la alborada.

Quimérico amor que anidó
más allá de las estrellas,
y en las distantes madrugadas
agoniza en mil suspiros,
sobre el silente piélago azul.

Por: Rossi Er