En días anteriores, la justicia brasileña le retiró el pasaporte al reconocido exfutbolista de la selección canarinha y del club Barcelona Ronaldinho, y a su hermano, el empresario Roberto Assis Moreira, por no pagar una multa multimillonaria.

De acuerdo a la información difundida en diferentes reportes, se trata de una multa de 8,5 millones de reales (aproximadamente 2,3 millones de dólares) dictada en el año 2015, por la construcción ilegal de una plataforma de pesca y de una estructura para atracar barcos en el lago Guaíba, en Porto Alegre, la cual es una zona sujeta a preservación ambiental.

Debido a que hasta el momento el saldo de la multa no ha sido liquidado la Fiscalía brasileña decidió intervenir las cuentas bancarias del exdeportista para cobrarla aun sin su consentimiento, pero la fiscalía se encontró con una sorpresa inesperada. Resulta que en todas las cuentas de Ronaldinho había una suma de apenas 24,63 reales (aproximadamente 6,61 dólares), una suma obviamente insuficiente para el pago.

El hecho de que las cuentas bancarias se encuentren casi en cero ha despertado dudas ya que estas no coinciden con el estilo de vida que sigue llevando el exfutbolista. Pues se ha conocido que en las últimas dos semanas Ronaldinho viajó a China y Japón como protagonista de una campaña publicitaria de la empresa Nike, que incluso ha lanzado una línea de zapatillas con su nombre, lo que obviamente reporta al brasileño grandes ingresos.

Además, el 17 de noviembre el antiguo astro de las canchas participará en un partido amistoso del “Game of Champions”, que se llevará a cabo en la ciudad alemana de Frankfurt.