Roscosmos, la Agencia Espacial Federal Rusa, confirma que en noviembre pasado perdió contacto con el satélite meteorológico Meteor-M , y a día de hoy no han podido recuperar la comunicación por lo que están declarando la pérdida de el satélite Meteor-M tenía un peso de 2,75 toneladas yque tuvo un coste de 45 millones de dólares y años de planificación.

Su objetivo sería el registrar los cambios climatológicos del país para tratar de anticiparse a diversos fenómenos, ya que contaba con lo último de la tecnología para registrar y monitorizar cambios en las temperaturas y presiones.

El cohete que lo llevó al espacio fue programado con las coordenadas de la base Baikonur, que se encuentra en el sur de Kazajstán, mientras que el lanzamiento se llevó a cabo desde el cosmódromo de Vostochny en el Lejano Oriente. Informa el portal xataka.