El servicio de aduanas del aeropuerto de Vnúkovo (a las afueras de Moscú) descubrió un pequeño “parque zoológico” en el equipaje de un pasajero ruso que regresaba de un viaje a México.

Según reportan medios locales, los oficiales hallaron entre sus pertenencias una caja de cartón con 32 crías de cocodrilo de tres meses, varias latas de plástico con tarántulas y varias otras con escorpiones y un contenedor con un ejemplar de serpiente de rey mexicana.

Pese a que el hombre afirmó haber comprado todos estos ejemplares de fauna exótica en Cancún como “regalos” para sus familiares y amigos, los aduaneros sospecharon que en realidad lo hizo con fines económicos, especialmente teniendo en cuenta que había sido propietario de una tienda de mascotas en el pasado.

Como resultado, el pasajero fue detenido hasta aclarar todas las circunstancias del caso, mientras que los animales fueron enviados a un centro especial.

Al respecto de esta noticia, el Servicio Federal Ruso de Aduanas que, según los datos preliminares, los animales requisados están sujetos a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre. Tras una pesquisa, se tomará una decisión sobre el inicio de una causa administrativa o penal.