La Fiscalía se tomó La Guajira y el balance de operativos, revisiones y hallazgos son para el fiscal Néstor Humberto Martínez la prueba de una agonizante realidad por cuenta de la corrupción.

“Ese problema es sistémico las autoridades nacionales, departamentales, la ciudadanía tiene que advertir la realidad de estos comportamientos criminosos”.

Enredados en hechos de corrupción hay exgobernadores, alcaldes, funcionarios judiciales y hasta indígenas, por eso es necesario abordarlo por capítulos:

Programa de Alimentación Escolar

La alcaldía de Riohacha firmó contratos para la alimentación de los niños de ocho colegios y al parecer no se entregaron las raciones alimentarias. Incluso, mientras la Fiscalía investigaba se atrevieron a firmar un Otro sí para extender el plazo de entrega.

“La Fiscalía va a estar muy atenta a la ejecución de este contrato como quiera que tiene que ver con los recursos para la alimentación de los niños”.

Los convenios interadministrativos

La Fiscalía investiga que entre marzo y junio de este año se firmaron 15 convenios interadministrativos entre la Gobernación y los municipios por 20.000 millones de pesos.

“Hicimos una intervención temprana sobre estos convenios y así evitar fugas de los recursos, se concluyó que la integridad del patrimonio se preserva, la Fiscalía tendrá su ojo abierto”.

Para el fiscal los convenios son una modalidad contractual muy común en La Guajira con la que se pierde la integridad del patrimonio.

Icbf

Identificaron dos contratos para la atención de 1.400 niños y madres gestantes. El fiscal aseguró que al menos la mitad de los recursos estarían embolatados y 14 personas serán imputadas por tres delitos.

“Se encontraron facturas falsas por 500 millones de pesos, arrendamientos superiores y pagos de una supuesta seguridad que no existió”.

Acueducto

Se revisaron los acueductos de Camarones, Manaure, Uribia, Los Pondores, Dibulla y el corregimiento de San Pedro.

“Priorizamos el acueducto de Camarones, una obra contratada por 12.000 millones de pesos. Supuestamente la entregaron y el agua no es apta para el consumo humano”.

La Fiscalía descubrió que el contratista subcontrató el 100 por ciento de la obra. Le imputaron cargos a 11 personas entre ellas el ex alcalde de Riohacha Rafael Ricardo Ceballos.

Megacolegios

Se contrató la construcción de 42 instituciones por un valor 149.000 millones y la Fiscalía encontró sobrecostos, facturación falsas en los anticipos y advierten que priorizaron los casos por detrimentos patrimoniales superiores a los 22.000 millones de pesos

“Se obtuvieron de nueve órdenes de captura y tres imputaciones, una de ellas contra el ex gobernador Jorge Luis Pérez, se les imputará contrato sin cumplimiento de requisitos legales”.

Salud

Se investigaron algunas IPS que cobraron de manera ilegal y bajo la modalidad de traslado de pacientes indígenas. Exigían al Fosyga el pago hasta de dos veces por cada paciente.

“Se ha formulado imputación de cargos contra ocho personas y la captura de cuatro por los delitos de peculados fraude procesal y falsedad en documento público”.

Corrupción en la Fiscalía

Martínez lamentó la captura de un fiscal y un investigador del CTI por recibir dinero a cambio de cumplir con su obligación en la Fiscalía.

“Los funcionarios están adscritos al departamento de La Guajira, es algo que no vamos a permitir en la Fiscalía, los dos ya se encuentra a buen recaudo de las autoridades judiciales”.

Desorden administrativo

La Fiscalía revisó las finanzas del departamento a diciembre de 2015 y encontraron una cuenta activa denominada “Bancos” en un establecimiento bancario de razón social Ajustes Tesorales con una partida presupuestal millonaria que según el fiscal no se conocía en el país.

“Logramos advertir que en los estados financieros no estaban ni todas las cuentas, ni estaban todos los saldos a diciembre de 2015”.

Según el fiscal la responsabilidad de tantos hechos de corrupción en La Guajira incluye al sector de privado, a la clase política, los funcionarios judiciales, también a la ciudadanía, incluso indígenas que resultaron investigados en algunos casos.

“La corrupción en el departamento se ha vuelto un problema sistémico, las autoridades tiene que advertir lo que está pasando y que compromete a todos los sectores. Es necesario actuar antes de que se convierta en un departamento fallido”.