Desde hace varios años las personas han estado fascinadas por las palomitas de maíz. Pero, ¿qué mejor combinación que una película y unas “palomitas”? Las palomitas son la combinación perfecta entre lo salado y lo dulce, ya sea porque las podemos ingerir acarameladas o con un poco de sal.

Las “palomitas” se hacen con un tipo de maíz o grano que es familia de las gramíneas. Las palomitas de maíz son un grano entero y tiene tres componentes: El germen, endospermo y pericarpio (o casco).

¿Te has preguntado por que revientan? Siempre nos hemos hecho esta pregunta y la respuesta es que las palomitas de maíz tiene un grosor adecuado para que reviente al momento de cocinarlas.

Cada grano de maíz contiene pequeñas cantidades de agua almacenadas en el centro del almidón. Las palomitas de maíz necesitan entre 13.5 % y 14% de humedad para reventar, y estallan cuando alcanzan los 180 grados, abriendo su capa exterior.

Cuando explota, el vapor dentro del grano se libera. El almidón suave dentro de las palomitas de maíz se infla y se derrama, enfriándose inmediatamente y tomando la extraña forma que conocemos y ¡amamos!.