En el solar de esa vivienda demolida se creará un parque de juegos infantiles.

El ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, ha comenzado la demolición de una mansión perteneciente a la mafia construida de manera ilegal en Roma, reporta Reuters.

Un video filmado en el lugar de los hechos muestra cómo ese político inaugura el derribo con una excavadora antes de que el Ejército italiano continúe esa labor.

Salvini ha prometido que en el lugar donde se encontraba ese inmueble ubicarán un parque de juegos infantiles.

La vivienda pertenecía al clan mafioso de los Casamonica, de origen gitano, considerado uno de los más potentes de la capital de ese país europeo.

En los últimos días, las autoridades italianas confiscaron otras ocho viviendas ilegales que estaban en manos de ese grupo criminal.