El expresidente colombiano y exsecretario de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) Ernesto Samper dijo a Sputnik que podría suceder un conflicto armado entre Venezuela y su país debido a la tensión actual entre ambos Gobiernos.

“Existe una actitud inexplicablemente pugnaz del nuevo Gobierno de Colombia que a mi juicio tiene el propósito de crear unas condiciones para un enfrentamiento armado entre ese país y Venezuela; de hecho, veo la posibilidad de que exista ese conflicto, me atrevo a decir que si se confirma el anuncio de Iván Duque, se viviría una época muy complicada entre Colombia y Venezuela”, afirmó a esta agencia el exmandatario.

El martes, Duque dijo en una entrevista a un medio local que no veía sentido “a hacer la pantomima de seguir manteniendo relaciones diplomáticas” cuando su par venezolano Nicolás Maduro asuma un nuevo mandato en enero.
Por su parte, Samper dijo que las relaciones entre ambos países enfrentan varios problemas que están entremezclados.

El primero de ellos es que desde el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010) el tema de Venezuela se ha convertido en una política interior, explicó el exmandatario.

Según Samper, el segundo problema consiste en que están entrando una gran cantidad de ciudadanos a Colombia; sin embargo, señaló que algunos de ellos regresan de su antigua condición de inmigrantes en Venezuela y otros ingresan al país porque están buscando mejores condiciones de vida.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela han estado en la cuerda floja desde la llegada al poder de Hugo Chávez (1999-2013); ambos gobiernos se acusan de pretender hacer incursiones militares a sus respectivos territorios.

Además, Colombia lidera en la actualidad una agenda internacional para presionar al Gobierno que preside Maduro con el objeto de facilitar elecciones y generar una “transición democrática”.

Acuerdo con las FARC

Con respecto a la implementación del acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Samper opinó que existe una lectura positiva y otra negativa.

“La buena es que la sociedad aceptó la columna estructural de los acuerdos con las FARC; sin embargo, esto no ha evitado que los actores más armados y agresivos que quedaron activos no estén cobrando en cabeza de sectores inermes el costo de que ellos sigan defendiendo la paz”, agregó.
Sostuvo que hay líderes asesinados por estos actores armados y que la cifra de muertos ya pasa los 300 en el último año.

“Todas estas personas asesinadas han estado defendiendo los derechos, los acuerdos en materia de tierras y son los que no quieren que les fumiguen o los destruyan sus cultivos ilícitos, sino que les den una forma de sustitución; en otras palabras, son víctimas que se dan cuenta que no ha llegado la mano del Estado”, reflexionó.

Por otro lado, afirmó que Duque muestra la aprobación más baja de todos los últimos mandatarios de Colombia en sus 100 días de Gobierno porque “no tiene definiciones claras de su programa”.

Por último, aseguró que uno de los grandes problemas que tiene la región es el “efecto” que causa el presidente de EEUU, Donald Trump.
“Esto es preocupante no solamente por su carácter volátil y agresivo, que ya lo están liando los norteamericanos, sino por su agenda respecto a la región, que es totalmente agresiva contra los migrantes latinoamericanos, contra el cambio climático, el cual es uno de los factores que más nos afecta, y sus medidas proteccionistas para evitar el ingreso de productos complicarán la situación de gobernabilidad de la región”, reflexionó.

Ernesto Samper, expresidente de Colombia (1994-1998) y exsecretario general de Unasur (2014-2017), intentó impulsar durante su Gobierno políticas para favorecer a los sectores marginados, entregó tierras a las comunidades indígenas y afrocolombianas y creó el programa Plante para la sustitución de cultivos ilícitos en el país.