Estas 12 personas pertenecían a la Estructura Décima, Martín Villa, del Grupo Armado Organizado Residual GAO que delinque en esta zona del país.

Cuatro de estas personas, son menores de edad y fueron reclutados ilegalmente.

Luego de haberse entregado al Ejército Nacional, fueron puestos a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para el restablecimiento de sus derechos.

Los otros ocho, dentro de los que estaban indígenas, mujeres y extranjeros, se entregaron a las tropas con dos granadas de mano, cinco armas cortas, una subametralladora y 154 cartuchos de diferentes calibres.

entrega de armas

Estas personas denunciaron malos tratos al interior de la organización criminal y temor de ser capturados por la presión de las operaciones militares.

Este hecho se realizó en el Batallón Especial Energético y Vial No. 16 ubicado en la vereda conocida como Selvas de Lipa, en Arauquita.

Dentro de la organización ocupaban cargos como guerrilleros rasos y miembros de las redes de apoyo al terrorismo.

Esto representa la desestabilización de la Compañía Uriel Londoño cuyo cabecilla es alias Pescado, responsable de la acción terrorista en contra de la Fuerza Pública el pasado 09 de junio en Tame, Arauca donde dejó como saldo trágico la muerte de cinco soldados.

Tropas de la Décima Octava Brigada encontraron en los campamentos, 13 fusiles, 81 proveedores, dos mil 387 cartuchos de diferentes calibres, seis granadas de MGL (en español: lanzagranadas múltiple), diez chalecos multipropósito, material de intendencia y una fosa común con tres cuerpos que serán identificados por las autoridades competentes.