¿Se fortalece el ELN en Bolívar?

217

La organización guerrillera insurgente, conocida como ELN, Ejército de Liberación Nacional; que sin duda hace presencia en el departamento de Bolívar desde hace más de 50 años y que hace algunos años se había diezmado por el accionar del Ejército Nacional durante el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez, parece que estuviera renaciendo sobre todo en la zona sur de esta región colombiana.

La preocupación de los alcaldes aumenta por los atentados y hostigamientos a la fuerza pública, estaciones de policía, automotores gubernamentales y maquinaria al servicio de la comunidad, que han resultado afectados y que ha dejado la muerte de dos uniformados adscritos al Departamento de Policía del Magdalena Medio.

El domingo en su más reciente hostigamiento, los insurgentes; aunque hasta el momento no se han atribuido el ataque, arremetieron contra las estaciones de Policía de Norosí y luego en la madrugada del lunes contra la estación de Policía de Arenal, sur de Bolívar, dejando la sensación en la población “que hemos vuelto atrás”.

Norosí que fue un corregimiento del municipio de Río Viejo y que tras el accionar del gobierno de ese entonces contra los grupos al margen de la ley, permitió que las familias confiaran un poco y se abrieran a la esperanza de que se podía seguir adelante sin desplazarse de su territorio, logró conseguir la categoría de municipio.

Parece ser que esa esperanza comenzó a perderse con los últimos ataques, que si bien es cierto, no son solo contra la fuerza pública; también contra la población que resulta afectada, atemorizada y comienza a pensar en el desplazamiento.

Las llamadas a la redacción del Periódico El Sol, por parte de líderes campesinos, defensores de los derechos humanos, defensores de las víctimas del desplazamiento forzado en Bolívar, dando a conocer su preocupación, hacen ver un panorama gris, si no se toman medidas a tiempo y se permite el fortalecimiento de los grupos al margen de la ley.

La voz del alcalde de Arenal sur, José Luís Pacheco, informando el ataque a su población, a la estación de Policía, al vehículo que le habían asignado en la alcaldía y a la maquinaria que con tanto esfuerzo habían adquirido para mejorar las vías en la población y ayudar a los campesinos, había sido dañada por las balas de los insurgentes; deja un panorama de preocupación, un ambiente de soledad y abandono por parte de las autoridades civiles y militares del orden departamental y nacional.

Como está la situación no tardaremos en ver nuevamente familias desplazarse por el intenso valle interandino en la zona central de Colombia, para llegar a ciudades como Barrancabermeja o por las llanuras costeras del mar Caribe a buscar refugio y un futuro mejor en ciudades como Cartagena de Indias, (la madre de los afectados por el conflicto armado) donde se han formado barrios de cientos de familias desplazadas por la violencia y el conflicto armado.

“Regresamos 20 años atrás”, dijo a la prensa, el alcalde de Arenal sur, tras conocerse los nuevos ataques terroristas.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente