La nueva sala de resonancia mejorará la experiencia de diagnóstico en más de 45.000 niños colombianos .

Por primera vez en la historia colombiana, los niños podrán acceder a los servicios de resonancia magnética adecuado especialmente para ellos.

El Instituto Roosevelt (Bogotà) y Siemens Healthineers, inauguran por primera vez en la historia colombiana una sala de resonancia magnética (RM) especializada para niños. La entrega oficial realizada por los directivos de las dos compañías, permitirán que los pequeños disfruten de una aventura en el espacio mientras realizan sus estudios clínicos sin traumatismos.

La resonancia magnética se ha convertido en la modalidad de imagen preferida por varias especialidades médicas, como la neurología, ortopedia y oncología. Este servicio se construyó pensando en los niños y en cómo mejorar su experiencia a través de un diseño único e innovador que cuenta con un concepto temático espacial. De esta manera, la parte central de la sala se asemeja a una nave espacial que los transportará a un universo mágico y los hará olvidar de lo angustioso que puede ser este tipo de procedimientos médicos.

La adquisición de esta tecnología, les permite a los niños no tener que salir de las instalaciones para que les presten los servicios de resonancia y podrán ser sedados en este mismo espacio, en caso de ser necesario. Gracias a su diseño corto, bobinas livianas, secuencias silenciosas y un hábitat agradable para los pequeños, se mejorará la atención y experiencia del usuario.

El dispositivo tecnológico de Resonancia Magnética utilizado en esta sala es el MAGNETOM® Essenza, que permite una mejor calidad y facilidad de uso, brindando mayor nivel de comodidad para el paciente. La mayor ventaja de este dispositivo, en el campo pediátrico, es que cuenta con tecnología que proporciona imágenes con sensibilidad al movimiento, lo que les permite a los profesionales pediatras tomar imágenes nítidas incluso en los pacientes inquietos, como los niños. Adicionalmente, su tecnología permite obtener imágenes 50% más rápidas, gracias a sus secuencias como Caipirihna o un turbo gradiente Spin Echo, lo que hace que los niños no tengan que esperar largos periodos de tiempo durante el proceso de los exámenes.

“Para el Instituto Roosevelt, que lleva 70 años al servicio de la salud de los niños, es gratificante continuar innovando nuestros servicios con tecnología de punta pensada en nuestros pequeños. Ellos son la razón por la cual nosotros seguiremos contribuyendo a la mejora de su salud y de su diagnóstico oportuno” afirmó el Dr. José Ignacio Zapata, director general del Instituto Roosevelt.

De la misma manera, Francisco Vélez, director general de la compañía en Suramérica Hispanoparlante y de Servicios para Latinoamérica, de Siemens Healthineers indica: “Somos una empresa muy consciente de que, además de trabajar por alcanzar importantes avances tecnológicos, también debemos innovar en el diseño para mejorar la experiencia de los pacientes, especialmente de los niños. Nuestro objetivo al diseñar esta sala, se basó en brindar una experiencia agradable para ellos, de manera que no sintieran miedo al ver la máquina de resonancia magnética en funcionamiento. Todo en favor de mejorar su salud”.

Esta sala en la que atenderán a los pequeños pacientes del Instituto Roosevelt durante los próximos años también tiene el objetivo de facilitar el trabajo de los profesionales de la salud previo al diagnóstico y tratamiento.