El Censo Neotropical de Aves Acuáticas (CNAA) es una iniciativa internacional que desde los noventas se viene haciendo en 10 países de América, con el objetivo de conocer el estado de las poblaciones de aves acuáticas y de los humedales en donde estas se encuentran.

A nivel nacional el Censo es coordinado por la Asociación Calidris, organización que busca el estudio y conservación de las aves acuáticas de Colombia, y que desde el 2013 desarrolla la actividad en Cartagena gracias al apoyo de diferentes actores locales. Tal y como se ha venido haciendo desde su origen, el censo se desarrolla dos veces al año, en los meses de febrero y julio. En esta ocasión, participaron en el censo la Fundación Serena del Mar, la Fundación Social, la Fundación Julie Zurek de Ardila y Celsia. De igual manera, harán parte entidades comunitarias como la Corporación Ambiental Afrodescendiente de La Boquilla (CORPAMBO), Ecomanglares, Ecocalicanto, Verde Calicanto, Flor del Guayacán, entre otras.

La participación de estas organizaciones en la actividad, respondió al objetivo común que comparten de trabajar por la recuperación, conservación, y uso sostenible de la Ciénaga de la Virgen, y el interés de trabajar de manera articulada y mancomunada, para lograr que ésta sea un activo ambiental del entorno urbano de Cartagena, que adicionalmente aporte a la generación de oportunidades para el desarrollo sostenible de las poblaciones vecinas, a la mejora de su calidad de vida, y se convierta en una fuente de inspiración para todos.

Sobre la actividad

Sobre la actividad, Viviana Mourra, Directora Ambiental, Novus Civitas, firma que lidera Serena del Mar, proyecto que está participando en esta actividad a través de su Fundación, aseguró que “además de aportar al conocimiento sobre las aves acuáticas, se busca despertar el interés por las iniciativas de conservación y uso sostenible de la Ciénaga tanto en las poblaciones vecinas como en la ciudad de Cartagena en general.”

Como resultado de los nueve censos que se han hecho previamente, se han logrado registrar más de 150 especies tanto acuáticas, como terrestres, migratorias y residentes. Las aves en general usan los diferentes ambientes de la ciénaga para alimentación, reproducción y descanso. Adicionalmente, son animales fundamentales en los ecosistemas, pues ofrecen beneficios como dispersión de semillas, polinización, control de poblaciones de peces, insectos, crustáceos, moluscos y otros organismos, e incluso reciclaje de nutrientes, entre otras.

Maristella Madero, Directora Regional Cartagena de la Fundación Social, explicó que en el censo “participarán miembros y beneficiarios de las organizaciones promotoras de la actividad y de organizaciones ambientales comunitarias”, agregó que “este trabajo de campo, que se realiza dos veces al año, busca contribuir al conocimiento de los humedales y las aves acuáticas, así como definir prioridades de manejo ambiental de estos ecosistemas”.