El presidente de RusiaVladimir Putin, no logró aguantar la risa cuando el ministro de agricultura, Alexander Tkachev propuso una medida que involucraba aumentar las exportaciones de carne de cerdo a Indonesia. Si bien todo podría sonar como algo normal o sin relevancia, un pequeño y gran detalle desató una gran carcajada en el líder ruso.

Luego de que el Ministro de Economía terminara su gran plan para el futuro de Rusia, Vladimir Putin le respondió con una corta y pequeña frase que desató la risa:”Indonesia es un país musulmán, no comen cerdo“.

El ministro no tuvo otra opción que responder con una tímida risa. No obstante, el gobernante ruso no contuvo la risa debido a la gracia que le causaron las palabras del ministro de economía.

Para salir del paso el ministro corrigió sus palabras diciendo que se refería a “Corea del Sur” y no a Indonesia. No obstante, la risa de Putin ya era incontenible y terminó cubriéndose su rostro con las manos.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente