De acuerdo a un estudio realizado para 2 de cada 3 personas mayores de 60 años, el sexo y la pasión son igual o más importantes que hace unos años y el 68% de los encuestados confiesa que disfrutan del sexo igual o más que antes.

El tema de las relaciones íntimas y demás denominaciones ha ido perdiendo su tabú gracias a las nuevas generaciones de jóvenes o millenials, ya que ellos imparten múltiples espacios para conversar abiertamente. Sin embargo, generan un quiebre porque a los jóvenes les incomoda que adultos de la tercera edad hablen de sexo abiertamente y subestimen su vida erótica.

El estudio ‘Seniors, Pasión y Sexo’, realizado por Pikolin entre 500 personas mayores de 60 años, ha puesto de manifiesto el tabú que existe en cuanto al sexo entre ‘séniors’. De hecho, 8 de cada 10 encuestados piensa que “a la gente joven le da vergüenza que nuestra generación hable de sexo” y el 89% afirma que las generaciones más jóvenes subestiman sus vidas sexuales

La psicóloga Olga Córdoba, líder de la investigación, afirma que esta cultura “está impregnada de tabús, prejuicios y falsos mitos respecto a la sexualidad y la pasión en los mayores” y añade que los temas de sexualidad son sinónimos de juventud, por lo que no suele ser común escuchar a personas mayores hablando estos temas.

“La mitad de los españoles de más de 60 años practica sexo todos los meses, y un 21%, además, de forma semanal”, concluye el estudio y resalta que las personas enamoradas tienen la misma sensación de deseo erótico en cualquier etapa de su vida. La mayoría de encuestados (82%) se considera satisfecho con el sexo (más de la mitad –58%– se considera muy satisfecho) y hasta un 65% cree que, aunque les gustaría poder hablar más abiertamente de sexo, está mal visto socialmente.

Otras investigaciones

Aparte de la investigación realizada por Pikolin, LELO hizo otra encuesta a más de 400 personas mayores de 60 años y concluyó que la mitad de los españoles de más de esta edad practica sexo todos los meses, y un 21%, además, de forma semanal.

Los datos de esta encuesta reafirman lo revelado por la anterior: que se tiene menos sexo pero que es más satisfactorio. Al respecto, el 77% reconoció practicar menos sexo que antes, el 47% lo vive con más tranquilidad que en su juventud y el 12% lo hace con más pasión. Las ganas siguen estando: el 44% afirma que su apetito sexual no ha disminuid.