Cuando viajas puedes tener diferentes objetivos por cumplir. Por ejemplo, puede que quieras simplemente descansar, conocer y recorrer o hacer una mezcla entre varias cosas, pero la meta final es siempre la misma: pasarla bien. Claro, disfrutar de unas vacaciones lejos del trabajo y de tus responsabilidades diarias no es complicado, pero eso no es lo único a tener en cuenta: no puedes dejar de lado tu seguridad.

turismo

El problema es que estar lejos de casa implica también estar lejos de la seguridad y los ambientes controlados, de modo que hay que hacer algo al respecto. Para la mayoría de la gente, la decisión correcta es contratar un seguro de viaje internacional.

No es por ponerse paranoicos, pero ¿quién sabe qué puede pasar en un viaje? Cuando estamos en nuestra ciudad sabemos cómo proceder ante cualquier problema médico y si contamos con un seguro de salud los costos están en general cubiertos, pero fuera de la ciudad todo cambia.

Prevenir siempre es mejor que curar, así que aquí te damos algunos consejos útiles.

Basta de nervios, estás cubierto.

A veces es inevitable pensar en los potenciales riesgos que acompañan ciertas actividades ¿Vas a hacer algún deporte? Cuidado con las lesiones ¿Te gustan las expediciones de aventura por la selva o montaña? Intenta no caerte ¿Te gusta nadar? Ya conoces los peligros del mar. Para que todas estas cosas no estén en tu cabeza debes contratar un seguro. No es que vayas a tener un escudo mágico, pero esta medida de precaución cubrirá las consecuencias que sufras en caso de que te ocurra algo.

Antes de viajar, consulta por el seguro ideal.

En algunos países podrían solicitar la póliza de tu seguro de viajero al momento de llegar a migraciones. Por eso, cuando estés organizando tu viaje, averigua cuáles son los requisitos que establece cada gobierno para estar seguro de tener todo en regla. De hecho, en algunos países como Estados Unidos, la póliza tiene un valor mínimo de cobertura, por lo que consultar en tu empresa aseguradora cuáles son sus recomendaciones en cada caso es siempre la mejor opción.

viajeros

Acceso rápido a la información: apps de seguros.

Si te interesa estar al tanto de todo y quieres asegurarte de tener en tus manos toda la información necesaria en caso de una emergencia, quizá la mejor idea sea buscar una compañía de seguros que te ofrezca una aplicación, porque no todas lo hacen. Así te cercioras de estar siempre en contacto. Es más, hay aplicaciones especializadas en cuestiones de medicina y salud que te permiten hablar con un especialista de la medicina de la empresa que contrates.

Muchas opciones.

Si quieres contratar un seguro pero sabes que tus vacaciones son tranquilas no tienes que preocuparte en gastar en un paquete demasiado costoso. Ahora, si sabes que puedes correr riesgos deberías contratar uno con el que te sientas a gusto, y para eso debes conocer las diferentes opciones que te ofrecen. Si encuentras una empresa que te provea de servicios especializados y de diferentes niveles con coberturas específicas, mejor. Es más, algunas dan seguros especiales para estudiantes o personas que deben viajar mucho durante un año o cierto período de tiempo.

Cuotas.

Importantísimo. Si tu inversión en un seguro es alta, lo más probable es que prefieras pagarlo en cuotas. Busca una empresa que ofrezca facilidades de pago para diferentes bancos.

viaje

No todo es medicina.

Imagina que llegaste a tu destino y te preparas para disfrutar de tus merecidas vacaciones. Bajaste del avión y estás listo para empezar, pero ¿y el equipaje? Seguro tienes conocidos que han perdido sus valijas. Existen seguros que también cubren su extravío e incluso algunos gastos asociados a demoras o cancelación del transporte. Hay muchas empresas de seguros en el mercado, pero cuando estés deliberando entre cuál elegir, asegúrate de que cumpla la mayor cantidad de las condiciones que te indicamos. ¡No permitas que nada arruine unas buenas vacaciones!