Seis herramientas para triunfar con el modelo de trabajo híbrido desde cualquier parte del mundo

De acuerdo con la Encuesta Pulso Social realizada por el DANE entre el 17 de agosto y el 13 de septiembre de 2022, el 92,2% de los encuestados aseguraron que quisieran continuar trabajando de manera remota. De acuerdo con la Encuesta Pulso Social realizada por el DANE entre el 17 de agosto y el 13 de septiembre de 2022, el 92,2% de los encuestados aseguraron que quisieran continuar trabajando de manera remota.

2366

Después de más de dos años de la emergencia sanitaria decretada en Colombia a causa del COVID-19, muchas empresas han decidido implementar planes piloto para reestructurar el método de trabajo de sus empleados, en donde algunos han mantenido el modelo de teletrabajo, otros han elegido volver completamente a la presencialidad y el restante, está dispuesto a llevar a cabo el famoso modelo híbrido.

De acuerdo con la Encuesta Pulso Social (EPS), efectuada entre el 17 de agosto y el 13 de septiembre de 2022 a 10.740 personas de 23 ciudades y áreas metropolitanas de Colombia, realizada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el 91,8% de los jefes(as) de hogar (persona que por ser el principal sostén económico de la familia, que por su edad o por otras razones, es reconocido por sus miembros como tal. Puede ser hombre o mujer) manifestaron que durante la última semana no estaban trabajando remotamente (teletrabajo, trabajo en casa, modalidad virtual de trabajo), mientras que el 30,7% laboró 42 horas o más de esta manera. Por su parte, el 92,2% indicó que quisieran continuar teletrabajando y el 51,2% dijeron que después de la pandemia la frecuencia con que quisieran trabajar virtualmente sería de cinco o más días por semana.

Noel González, Jefe de Desarrollo y Comunicación Interna de Adecco Colombia asegura que “la experiencia para los líderes al tener equipos de trabajo híbridos, en la mayoría de los casos es de tendencia positiva. Las personas en cuyas organizaciones asumieron esta modalidad, están más motivadas y satisfechas con su trabajo manteniendo o incrementando sus niveles de productividad. En consecuencia, gestionarlas se hace mucho más sencilla”.

González afirma que “la principal ventaja del trabajo remoto es el incremento de los niveles de satisfacción con el trabajo, mayor engagement con la cultura organizacional y en consecuencia, aumento de los niveles de productividad individuales y colectivos”. De hecho, la encuesta Pulso Social del DANE, confirma que dentro de los beneficios que se han percibido gracias al trabajo remoto, el 57,2% de los jefes de hogar manifestaron que tienen más tiempo libre y el 25,2% mejor ambiente laboral.

La clave para poder triunfar con un modelo híbrido o remoto, se centra en evaluar si aquello que se realiza en la oficina o sitio de trabajo, se puede desarrollar desde cualquier parte, y “si la respuesta es afirmativa, el siguiente punto importante es contar con colaboradores comprometidos y motivados, quienes harán bien y oportunamente su trabajo, desde cualquier sitio que se encuentren”, confirma González.

¿Cómo se puede lograr un modelo de trabajo híbrido ganador?

González entrega seis consejos para que desde el interior de una empresa se logre implementar el trabajo híbrido de una manera exitosa y ser productivo desde cualquier parte del mundo:

Cambiar el viejo paradigma en relación con que las personas deben ser observadas para que cumplan su trabajo (tanto virtual como presencial).

Gerenciar por objetivos, haciendo seguimiento al cumplimiento de metas, y no a la realización del proceso para alcanzar lo previsto.

Crear espacios (físicos y en agenda) para encuentros informales, de integración y de co-creación en los momentos de presencialidad.

Realizar encuestas y/o grupos focales con los trabajadores para conocer sus expectativas en relación con el trabajo híbrido e implementar acciones de acuerdo con los resultados.

Crear una cultura de respeto de los horarios de descanso y culminación de la jornada laboral.

Capacitar a los líderes en cuanto a la gestión de personas en estas modalidades de trabajo.

Como trabajador, ¿cómo equilibrar el trabajo híbrido con el trabajo remoto?

González agrega que el colaborador también puede aportar al equilibrio del trabajo híbrido con las siguientes seis estrategias:

Gestionar el trabajo remoto con disciplina de horarios, cuidado personal y cumplimiento de metas, como si se estuviera en la oficina.

Planificar con antelación las diferentes actividades laborales y personales que debe ejecutar durante el día.

Mantener la interacción de forma verbal, escrita y a través de videoconferencias (encender la cámara) mientras esté en modo remoto.

Aprovechar los espacios de presencialidad para integrarse, compartir ideas y resolver inquietudes con los compañeros.

No descuidar la salud física y mental creando hábitos de descanso, comidas y desconexión adecuados.

Comunicarse asertivamente con sus líderes y compañeros, sobre las posibles dificultades que pueda estar afrontando en cuanto al cumplimiento de las metas.

En conclusión, una buena administración de esta modalidad con reglas claras, capacitación a los líderes y al personal en general, con buenas técnicas y prácticas, así como una medición continua de los niveles de satisfacción y administrar los cambios necesarios en este ámbito de acuerdo con los resultados, serán de gran ayuda para las compañías que quieran estar bajo las tendencias del mercado laboral.

Cristina Torres