La nutrición de su mascota es un tema fundamental. Hay diferentes tipos de comida en el mercado, las cuales buscan ofrecer nutrición adecuada para cada etapa de vida de su perro o gato. A pesar de tener estas opciones, no es extraño querer compartir con su mascota un poco de comida humana, como por ejemplo, ofrecerles un poco de pan. Sin embargo, tenga cuidado esto puede representar múltiples inconvenientes.

Pet Food Institute, en su misión de trabajar por una mejor nutrición de perros y gatos, le explica algunos de estos problemas que pueden afectar el bienestar de su mascota cuando come este tipo de alimento.

Riesgos para los perros:

Los requerimientos nutricionales de los perros son distintos que el de las personas y muchos alimentos humanos son más densos comparados con las recetas de alimentos para mascotas. En los perros, el azúcar y los hidratos de carbono que tiene el pan harán que nuestra mascota engorde fácilmente ya que sus organismos no procesan ciertos ingredientes de la misma forma como lo hace el sistema digestivo humano. El exceso de pan además de generar obesidad algunas veces produce alteraciones en la piel, alergias, diarreas, entre otras.

La obesidad, al igual que en las personas puede tener consecuencias fatales y afectar el comportamiento negativamente, por ejemplo, desplegando actitudes de ansiedad.

Riesgos para los gatos:

Al igual que en perros el exceso de pan en gatos puede generar obesidad y según la predisposición racial, diabetes mellitus. Algunas veces se ofrece trozos de pan con chocolate o café, estas sustancias son tóxicas para ellos, ya que pueden ocasionar enfermedades hepáticas, digestivas o neurológicas graves.

Otro factor adicional para no darle pan a los gatos es que se debe tener en cuenta que su naturaleza es carnívora por lo que las fibras y otros cereales pueden afectar su sistema digestivo. Adicionalmente, el azúcar en exceso es un ingrediente tóxico para los gatos por lo se debe evitar.

Carlos Cifuentes, veterinario de Pet Food Institute recomienda a los dueños de mascotas, estar atentos a la condición corporal, el nivel de actividad, estado de salud y etapa de vida de su perro o gato para ayudar a determinar la cantidad apropiada de alimento que se necesita.

Problemas de comportamiento y entrenamiento:

Si usted premia regularmente a su mascota con pequeños pedazos de pan, además de causarle problemas de salud puede ocasionar problemas de comportamiento, como que esté constantemente en la mesa pidiendo alimento. Si lo que quiere es entrenar a su perro o gato y premiarlo con algún alimento, es mejor utilizar golosinas comerciales que contengan ingredientes apropiados para las necesidades nutricionales únicas de la mascota.

Por ejemplo, existen galletas para cachorros y adultos que a la vez actúan como limpiadores dentales y tienen niveles nutricionales adecuados. Es mejor evitar los snacks que contienen aditivos, conservantes o colorantes muy fuertes.