El Gobierno uruguayo fijó en 187,04 pesos – equivalente a unos 6,50 dólares – el precio de la bolsa de 5 gramos de marihuana para uso no médico que a partir de este miércoles podrán vender libremente las farmacias de Uruguay, el primer país de América Latina en poner en vigencia tan polémica decisión.

El Gobierno divulgó el precio, exonerado de todo impuesto, que tendrá el paquete de “ALFA I” y “BETA I”, nombre del cannabis que se venderá al público, informó el diario argentino La Nación en su edición digital.

Los únicos que podrán comprar en farmacias esta marihuana son los 4.959 uruguayos que se inscribieron en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA); los extranjeros no residentes no pueden comprar porque la ley no habilitó el turismo cannábico.

La cantidad máxima que se venderá a cada inscrito es de 40 gramos mensuales.

Pero además hay 6.948 autocultivadores que están registrados para tener plantas en su casa y ya funcionan 63 clubes de membresía, con socios que consumen el producto generado en ese lugar.

De un total aproximado de mil farmacias en todo el territorio, sólo 16 dijeron estar dispuestos a participar en este operativo. Las principales cadenas de farmacias quisieron estar fuera de la venta de este producto y la mayoría de los comercios chicos se negaron a aceptar el cannabis para tenerlo en sus estanterías.

El Gobierno confía en que se sumen más farmacias cuando se demuestre que no hay riesgo en la incorporación de la droga en sus ventas.

Así, Uruguay se convierte en el primer país de América Latina en el cual es posible entrar a una farmacia para comprar el cannabis psicoactivo de manera legal. “Más que eso, la marihuana es producida por el mismo Estado uruguayo, que igualmente le pone un sello de garantía de calidad”, señaló con expectativa el periódico estadounidense The New York Times.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente