¿Será cierto? La felicidad también podría romper (literalmente) tu corazón

¡Wow! No tenía idea...

272

¿La felicidad puede lastimar nuestro corazón? Sí, podríamos decir que sí.

El síndrome de tako-tsubo es similar a un infarto miocárdico con evolución benigna. Hasta el momento, creíamos que se producía ante un evento estresante, pero los científicos descubrieron que los momentos placenteros también pueden desencadenarlo porque el sistema nervioso central procesaría ambas emociones de manera similar.

Qué es el síndrome de tako-tsubo

La patología, también conocida como el síndrome del corazón roto, es una miocardiopatía con disfunción ventricular transitoria y reversible. Un evento placentero, una situación alegre o una experiencia negativa como la tristeza, la ira y el miedo pueden llevar a la liberación suprafisiológica de catecolaminas que “aturden” al corazón.

Los síntomas son dolor torácico agudo y cambios que se registran en el electrocardiograma. Después de padecer el síndrome, el paciente puede presentar insuficiencia cardíaca pero, en general, suelen haber consecuencias más graves. Es una patología que se presenta en mujeres posmenopáusicas y hombres mayores. Pero todos deberíamos realizarnos un control anual con un cardiólogo.

Algunos datos para tener en cuenta

En el estudio, los pacientes fueron dividos en dos grupos: “corazones rotos” y “corazones felices”. Entre las características de cada grupo, los científicos descubrieron que las personas más felices era las que vivían acompañadas y que la mayoría de los participantes estaba sin trabajo o jubilado debido a su edad.

Aunque la felicidad puede dañar el corazón, una sonrisa no le hacen mal a nadie. Solo es recomendable evitar los shocks de felicidad o sorpresas en adultos mayores y tener en cuenta que un control médico puede identificar el síndrome de tako-tsubo aunque no sea una patología severa.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente