En la actualidad, el mundo de las dos ruedas no solo está ocupado por hombres, cada vez son más las mujeres que deciden subirse a una motocicleta. Ya sea para uso como medio de transporte o como vehículo para salir los fines de semana a pasear y disfrutar de la naturaleza.

En Colombia más del 25% de los motociclistas son mujeres, según un estudio sociodemográfico realizado por el Comité de ensambladoras de motos japonesas. “Cada vez son más las que se animan a incorporar las dos ruedas a sus vidas. Nuestro país cuenta con todo tipo de mujeres aficionadas por las motos, desde motociclistas que se destacan por montar a nivel profesional hasta mujeres que como bien se mencionó anteriormente ven a este tipo de vehículo como su aliado para transportarse diariamente” afirma Mauricio Salazar, Country Manager de Royal Enfield para el país.

Las razones de las mujeres para usar motocicleta se asemejan a las mismas que tienen los hombres. “La utilización de estas les permite librarse de los trancones, sobre todo en horas pico, a la hora de ir a sus trabajos, reduciendo así sus tiempos de llegada. Además, el gasto del combustible es más económico que si manejaran un carro o incluso que coger el transporte urbano a diario. La libertad de la que disfrutan con una motocicleta, mejora su calidad de vida” asegura el Country Manager de Royal Enfield.

Es esta libertad la que destacan las colombianas, Sara Sánchez y Adriana Hinestrosa, ambas pilotos de motocross y Enduro. La moto les permite ir a cualquier parte sin límites, rodar sobre todo tipo de terrenos, conocer lugares, incluso les sirve como refugio para quitar el estrés de la vida cotidiana. “No monto  para añadirle días a mi vida sino monto en moto para añadirle vida a mis días” añadió Sara.

Pero la gran pregunta es ¿qué moto comprar? Mauricio Salazar, Country Manager de Royal Enfield nos da algunas pistas:

1-Tipos de moto y estilo: Lo primero es tener claro el uso qué le vamos a dar a la motocicleta para poder elegir un modelo que se adapte a nuestras necesidades. En el mercado encontraremos 3 tipos de máquinas, Scooters (motos automáticas, sin cambios. Se caracterizan porque los pies van en la parte delantera sobre un piso de plástico); Mopeds (motos semiautomáticas, requieren cambios de marcha pero estos se hacen sin necesidad de embrague o clutch); y Motocicletas (son la gran mayoría, estas tienen clutch y caja de cambios. Se caracterizan porque el tanque de combustible va delante del asiento, justo entre las piernas del conductor). Además es importante que la moto te guste y te sientas bien en ella porque terminan convirtiéndose en la extensión de la personalidad de sus propietarios.

2-Altura y peso: Si hablamos de la altura debemos llegar al suelo perfectamente con los pies, para tener una sensación de seguridad y que esto nos permita tener el control de la moto; a su vez, en cuanto al peso tenemos que ser capaces de sostener el vehículo parado, ya que las motocicletas se sienten livianas cuando se encuentran en movimiento.

3-Clases de conducción y licencia: Para cualquier persona, hombre o mujer, que desee comenzar en el mundo de las motos es vital recibir unas clases de conducción con un entrenador y/o escuela certificada. Un buen entrenamiento puede evitar futuros problemas en las vías. Sin olvidar que debemos tener licencia de conducción para manejarlas (A1: para conducir motos de hasta 125cc o A2: para motos de más de 125cc).

4-Accesorios y protecciones: Además de la moto, es importante tener la protección adecuada y de buena calidad, recuerda que es tu integridad la que estás protegiendo. Un buen casco, guantes y chaqueta con protección son los requisitos mínimos para rodar protegida. Puedes complementar tu pinta de motera con accesorios que te hagan sentir bien. “Las personas no compran solo la moto, sino un estilo de vida” enfatiza Mauricio.

5-Adquirir un seguro todo riesgo: Si bien a muchas personas este rubro les aparece un gasto innecesario, es muy recomendable tener este tipo de seguros que nos respaldan, para evitar dolores de cabeza en el futuro.

“Es importante recordar que nunca hay que perderle el respeto a las motocicletas. Una moto es una gran opción de movilidad y diversión pero al igual que cualquier otro vehículo, debe ser conducida con mucha precaución. Siempre hay que tener todos los sentidos puestos en la carretera” finaliza Mauricio.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente