Uno de los propósitos más repetidos a principios de año tiene que ver con el cuidado personal, me voy a poner a dieta, me apuntaré al gimnasio, pero realmente ¿cuántas personas logran hacerlo una realidad?

La revista U.S. News&World Report sacó su lista de las mejores dietas para comenzar el 2019. Aquí puedes encontrar un total de 41 dietas diferentes, desde la Dieta Mediterránea, la Dieta Dash especial para los que sufren de hipertensión, hasta dietas basadas en el consumo masivo de frutas y verduras indicadas para ciertas afectaciones del organismo.

Además, en el mercado también aparecen nuevos tipos de dietas, como la Dieta Pegana que es una mezcla de la Dieta Paleo (uso de alimentos ricos en proteínas) con la Dieta Vegana (no se consume ningún alimento de origen animal); o la Dieta Dubrow, la cual se basa en un plan de ayuno intermitente, que puede ir desde 12 a 16 horas, consumiendo productos como verduras verdes, pescado, pollo o grasas saludables (mantequilla o aguacate) en los momentos que sí se puede comer.

“Existe una gran variedad de dietas para todos los gustos y afecciones, pero la verdad ninguna es milagrosa” afirma el Dr. Elías Stambulie, médico especialista en medicina alternativa. “Lo ideal es que puedas eliminar de tu alimentación algunos productos que te ayudarán a tener una mejor salud y también a bajar de peso. Es importante que seas responsable y constante. Si haces algunos cambios en tu dieta verás resultados enseguida” continúa diciendo el Dr. Elías.

¿Cuáles son esos alimentos con los que debemos tener cuidado y evitar comer en exceso? El Dr. Elías Stambulie, médico especialista en medicina alternativa nos da las claves.

No abuses de los carbohidratos.

Este tipo de alimento es indispensable para que el cuerpo funcione correctamente, pero si ingieres una porción mayor a la que necesita tu organismo, se transformará en grasa corporal y por lo tanto aumentarás de peso. La cantidad promedio que una persona debe consumir al día está entre 225 y 325 gramos, “de esta manera se podrá bajar de peso, por el contrario, sí ingieres una cantidad muy superior será muy difícil” recalca el Dr. Stambulie.

Por ejemplo, normalmente a la hora del almuerzo encontramos que en el mismo menú hay arroz, papa, plátano, algún grano como frijol, lenteja, garbanzo o arveja y hasta yuca, es decir, muchos carbohidratos. Deberías entonces elegir solo uno de ellos o como máximo dos en una cantidad moderada para no comer en exceso este tipo de alimento. Debes tener en cuenta que otros alimentos que también ingieres a lo largo del día como el pan, la fruta, el jugo, la leche, el yogur o el maíz también tienen carbohidratos y como se menciona anteriormente la cantidad indicada de consumo, si la intención es adelgazar, no debe superar los 325 gramos.

Cuidado con el consumo de azucares añadidos.

Intenta no echar tanta azúcar en el café o bien sustitúyela por miel orgánica. Piensa que productos como bebidas energéticas, salsas o mermeladas cuentan con una gran cantidad de azúcar añadida, no abuses de ella.

Menos grasas saturadas.

Al controlar los alimentos que contienen más grasas saturadas podrás sustituirlos por otros y conseguir bajar de peso. Por tanto, si eliges un tipo de carne, ojalá que no sea roja, pues estas son las que más fácilmente se acumulan en nuestro cuerpo y un alto consumo de ella puede hacer que además de engordar aumentes el riesgo cardiovascular. Para bajar de peso lo ideal es sustituirlas por pescado o pollo, incluso por legumbres o quínoa. Y nada de comerlos fritos o apanados, mejor a la plancha o al horno.

¿Y qué hay de los alimentos procesados y la comida rápida?.

Lo mejor siempre es comer productos frescos porque en los alimentos procesados como: cereales, paquetes de papas, caldo concentrado, gaseosas, salchichas, barras energéticas, caramelos, entre muchos otros, predominan los azúcares añadidos y las grasas saturadas, “todo lo que nuestro cuerpo no necesita” hace énfasis el Dr. Elías Stambulie. Un truco es que a la hora de hacer mercado se revise la etiqueta de los productos que se va a llevar; en la lista de ingredientes el que se encuentre en primer lugar es el que más cantidad aporta a ese producto. Con esta pequeña revisión podrás evitar azúcares, grasas y calorías extra.

Al igual pasa con la comida rápida como hamburguesas, pizzas, mazorcadas… son calorías que no necesitamos. Puedes darte algún capricho de vez en cuando pero que no se convierta en rutina.

Otras recomendaciones.

Beber mucha agua, tomar un buen desayuno, respetar los horarios de las comidas sin picar entre horas, cocinar con aceite de oliva o de coco, controlar las porciones de comida, hacer ejercicio o masticar despacio también pueden ayudar a qué consigamos nuestro objetivo de perder peso y crear unos mejores hábitos de alimentación.

“Lo mejor no es hacer dieta, sino comer de manera saludable” finaliza el Dr. Elías Stambulie, médico especialista en medicina alternativa.