Empieza la época de vacaciones escolares y con ella llegan los paseos familiares con nuestros hijos. Para esto, es fundamental tener presente una serie de recomendaciones antes de viajar y, de esta manera,  prevenir posibles afectaciones que pueden llegar a estropear este tiempo con la familia.

Para Pedro Duarte, Médico Pediatra y Vicepresidente de Salud de Clínicas Colsanitas, se deben tener presente tres aspectos fundamentales a la hora de viajar con niños: “llevar un botiquín completo, tomar precauciones para evitar accidentes y minimizar los riesgos de contagio de enfermedades, así vamos a poder disfrutar de este tiempo y evitar pasar por alguna institución clínica”.

Sin embargo, también es importante saber dónde y cómo tener asistencia médica cuando sea necesario en el lugar donde realizaremos las vacaciones familiares. Según el doctor Duarte “en caso de presentar vomito persistente, fiebre por más de 72 horas, dificultad para respirar o quemaduras graves en la piel es necesario asistir al servicio de urgencias más cercano”. Por eso, es muy importante estar pendiente de los menores y tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. No olvide el botiquín del viaje: es importante llevar a nuestro paseo antieméticos, analgésicos y antipiréticos. También debemos empacar antiséptico local para heridas, gotas para el dolor de oídos, crema antinflamatoria y antibiótica para que las picaduras no se infecten, loción de acetato para las quemaduras del sol, repelente, algodón, curitas y gasas.
  2. Tenga en cuenta las enfermedades más comunes por esta época: recuerde que los problemas más frecuentes que pueden presentar los niños son respiratorios y gastrointestinales, para eso es importante hacer uso moderado del aire acondicionado, vigilar signos respiratorios de los niños menores de 2 años, revisar la temperatura corporal para prevenir fiebres, evitar la comida de la calle o playa, tomar solo agua embotellada.
  3. Cuidados en el avión: limpie con suero las fosas nasales de los niños antes de subirlos al avión y bríndeles algo de tomar durante el despegue y el aterrizaje, ese es el momento en el que cambia la presión atmosférica. En caso de ir en carro, recuerde que los niños no pueden viajar en las piernas de nadie y deben ir sentados y con cinturón de seguridad.
  4. Lleve la ropa adecuada: es importante empacar la ropa indicada según el clima que se visite. No olvide llevar cachucha para el sol y, así vaya para tierra caliente, recuerde empacar prendas manga larga para las noches.
  5. No olvide el bloqueador solar: recuerde aplicarlo cada dos o tres horas. Si es posible, los niños deben usar camisas antisolares. Evite que sus hijos reciban el sol entre las 11:00 a.m. y las 3:00 p.m.. En caso de sufrir quemaduras de sol, usa loción con acetato de aluminio y no los deje asolear más.
  6. En caso de diarrea: es esencial que los niños tomen suero y acetaminofén ya que algunas enfermedades pueden ocasionar fiebre. Por otro lado, si su hijo sufre alguna herida, deberá limpiarlas bien con agua y jabón para retirar cuerpos extraños.
  7. Atención con las enfermedades tropicales: ante el riesgo de contraer zika, dengue o malaria a causa de picaduras de mosquitos, evite exponer a los niños en las horas más críticas: de 07:00 a.m. a 09:00 a.m. y desde las 06:00 p.m. hasta las 08:00 p.m. Aplique repelente, y en lo posible vístalos con pantalones y camisas de manga larga. Use vaporizadores de insecticida, y en caso de haber picaduras, utilice cremas y antihistamínicos para controlar la rasquiña.