Siete síntomas que podrían indicar que un paciente sufre de diabetes

294

La diabetes es conocida por ser una enfermedad silenciosa ya que no presenta una sintomatología clara. Es común que una persona padezca, durante años, esta dolencia sin saberlo.

En la mayoría de veces, los síntomas  de la diabetes comienzan a manifestarse  en individuos  agudamente descompensados y que tienen la glicemia muy elevada de manera permanente, debido a los  altos niveles de glucosa (azúcar) concentrados en la sangre.

Existen varias señales que nuestro cuerpo nos envía y que pueden camuflarse con una sintomatología de un malestar común. Por esta razón es muy importante que todas las personas estén atentas y acudan a su médico si tienen alguna sospecha.

Aseguró Ernesto Moscoso, médico Endocrinólogo adscrito a Colsanitas.

Por esa razón, estas son siete señales que deben alertarlo para visitar al médico:

  1. Orinar más de lo habitual. Este es uno de los síntomas más característicos de la diabetes. Se presenta porque los riñones tratan de eliminar rápidamente el exceso de glucosa en la sangre a través de la orina. Se siente deseo de orinar con frecuencia y en mayor cantidad.
  2. Tener sed excesiva. Esta es una consecuencia de la pérdida de líquidos por el aumento en la frecuencia de las micciones, la persona siente sed excesiva que es un mecanismo de defensa para intentar reponer los líquidos. 
  1. Sentir mucha hambre. Se debe a la falta de insulina, el organismo no puede aprovechar el azúcar que se está acumulando en la sangre, el cual las células usan como energía. Entonces, el cerebro manda señales al cuerpo para que coma más y así compensar la falta de energía. De esta manera la persona siente hambre intensa, come más pero no logra compensar por la falta o ineficacia de la insulina. 
  1. Perder peso sin razón aparente. Comer más de lo normal no evita la pérdida de peso que puede sufrir la persona adulta que presenta síntomas de diabetes. Un adulto puede perder entre 5 a 10 kilos en dos o tres meses, debido a la insuficiencia de insulina no se puede transformar la glucosa en energía. Así, el organismo busca otras fuentes de combustible, por ejemplo otras células comienzan a obtener energía de las reservas de grasa y las proteínas de los músculos. 
  1. Sentir fatiga o cansancio durante el día. Esta es una señal común para todos los tipos de diabetes. La pérdida de peso y líquidos se manifiesta en la persona a través de una sensación de fatiga o cansancio. El cuerpo realiza tareas adicionales para manejar el exceso de glucosa, lo cual incide en cansancio, somnolencia e incluso irritabilidad. 
  1. Visión borrosa. Los altos niveles de azúcar en la sangre también conllevan a una disminución de la agudeza visual, y si la enfermedad lleva muchos años y con mal control se puede afectar la retina, esto puede derivar en ceguera o en un daño permanente en la visión.
  1. Dolor de estómago, vómito o náuseas. Estos síntomas hacen parte de la cetoacidosis, una afección que surge cuando el organismo busca en las proteínas y las grasas otras fuentes de energía debido a que no hay suficiente glucosa. Las grasas se descomponen en ácidos denominados cetonas, que en grandes cantidades son tóxicas, se acumulan en la sangre y salen por la orina. En personas con diabetes tipo 1 que aún no han recibido el diagnóstico esta es una señal de alerta.

Tenga presente estas señales pues un diagnóstico a tiempo y un tratamiento oportuno, ayudan a evitar las complicaciones de las etapas más avanzadas de esta enfermedad.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente