Silicona líquida, lo nuevo de Faber-Castell

482

Otra peculiaridad es que a diferencia de los pegantes de contacto o la pistola de calor de silicona, no se queda pegado instantáneamente. Se debe que hacer presión durante unos 30 segundos para fijarlo, pero además se puede reposicionarlo en el caso que haya que rectificar alguna cosa.

Es transparente y tiene un práctico dispensador para evitar manchas y desperdicios.

En los almacenes de cadena se puede encontrar en las siguientes presentaciones: 30 ml, 60 ml, 100 ml y 250 ml.