El pasado lunes 21 de noviembre Vladímir Putin, presidente de Rusia, y el líder sirio, Bashar al Assad, se reunieron en la ciudad rusa de Sochi. Este encuentro dejó como tema de conversación la propuesta del mandatario ruso al máximo líder sirio; discutir los puntos principales para la organización del orden político en Siria y llevar a cabo un Congreso de los pueblos de Siria.

Ambos jefes han aportado, desde su opinión personal y pública, que la operación militar en Siria se completará muy pronto y ahora solo hace falta concretar algunos procesos políticos.

Putin, afirmó a los medios que:”El pueblo sirio, tras una serie de duras pruebas, se está acercando a la eliminación final e irreversible del terrorismo”, esto lo dijo mientras felicitaba al líder sirio por las recientes operaciones antiterroristas de su nación.

Al Assad, reconoció entre tanto, que el Gobierno de Siria controla más del 98% del territorio del país y que las pocas bases de la resistencia de los terroristas están desapareciendo lentamente gracias al excelente servicio de sus fuerzas militares y a este tipo de apoyo extranjero.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente