El director general de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres-UNGRD, Carlos Iván Márquez Pérez lideró el Puesto de Mando Unificado-PMU, con el fin de hacer seguimiento a la situación de la frontera colombo-venezolana, la cual hasta el momento se mantiene en condiciones normales.

Entidades como la Cancillería, la Alcaldía de Cúcuta y de Villa del Rosario, la Secretaría de Salud, la Gobernación de Norte de Santander, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar-ICBF, la Organización Internacional para las Migraciones- OIM, la Defensa Civil, Policía Nacional, Migración Colombia y la Registraduría Nacional del Estado Civil hiceron parte de este PMU dando a conocer al director de la UNGRD las acciones llevadas a cabo esta semana y lo que se realizará en la siguiente.

El balance fue el siguiente:

En cuanto a Migración, se mantiene un comportamiento normal del tránsito de personas con un ingreso de venezolanos de 49.900 y de colombianos de 33.000; y una salida de venezolanos de 42.000 y de colombianos de 38.000. Así como, se mantendrá el monitoreo permanente en los puentes y se reforzará el control de migración hacia el municipio de Puerto Santander.

Por su parte, la Registraduría señaló que han entrado menos personas al país para realizar la expedición del resgistro civil de nacimiento. En Cúcuta se han realizado 342 trámites, en Los Patios 134, en Puerto Santander 118 y en Villa del Rosario 146.

En el sector salud, se mantiene la prevención y atención con la aplicación de 33.000 vacunas a personas y de 208 dosis a animales. Igualmente, sigue el trabajo con las IPS, el traslado de pacientes a hospitales, y un tema muy importante, el seguimiento a las comunidades indígenas, para lo cual se tiene programado el viernes 1º de diciembre una Mesa Especial coordinada por la Cancillería, Ministerio del Interior y el ICBF para estudiar este caso.

De igual manera, se llevará un trabajo de coordinación para que el tema de la cooperación internacional se realice de manera ordenada y a través de los acuerdos internacionales que maneja la Cancillería como rectora en este proceso. Por lo cual, se hace un llamado especial a las autoridades locales y departamentales para que cuando reciban ofertas de estos organismos lo reporten a la dicha entidad para que todo se haga en el marco de la cooperación especial.

Por otro lado, la Cruz Roja y la Cancillería firmarán un convenio que permita tener una casa de paso en el municipio de Villa del Rosario que ayude a complementar la atención a las personas que vienen de Venezuela. Al igual que, se recuerda a la comunidad no dar dinero a las personas en las calles ya que las entidades están trabajando en el tema de asistencia.

En cuanto a la Cruz Roja seccional Norte de Santander, el director de la UNGRD se reunió esta mañana con este organismo de socorro para realizar el seguimiento a los proyectos de fortalecimiento que se están llevando a cabo para mejorar la capacidad operativa del departamento.

Es importante decir que el Gobierno Nacional seguirá con el Puesto de Mando Unificado en la frontera, desde donde las entidades continuarán prestando sus servicios para que la situación de esta se siga manteniendo estable, tal como ha venido ocurriendo.

Finalmente, el director de la UNGRD manifestó que aunque la temporada de lluvias está en su etapa final, se mantienen las recomendaciones de prevención por posibles deslizamientos y crecientes súbitas que puedan generar afectación sobre todo es la zona de frontera, y recuerda que los alcaldes y la comunidad deben revisar la zonas suceptibles a emergencias, hacer las evacuaciones necesarias, realizar monitoreo, hacer uso de las alertas tempranas y procurar no transitar en lugares que tengan limitantes cuando este lloviendo.

“Hoy Colombia es menos vulnerable ante el riesgo de desastres, por lo que esta temporada de lluvias no ha dejado tantos impactos negativos en las comunidades comparado con años anteriores, gracias a la construcción de más de 5.400 obras de mitigación durante 6 años y a que más de 7.5 millones de personas han salido de las zonas de riesgo para habitar lugares seguros. Así mismo, ha disminuido en un 84 % las familias afectadas y en un 69 % las personas fallecidas y se ha logrado ahorrar en casi un 50 % los recursos invertidos para esta temporada que terminará a finales de noviembre o primera semana de diciembre. Por eso, la prevención es la mejor opción”. Aseguró el Márquez Pérez.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente