El grupo SKBergé, representante exclusivo de las marcas Dodge, Fiat, Jeep, RAM, Mopar, Volvo y Peugeot para Colombia, se ubica como uno de los más sólidos, de mayor crecimiento y proyección en nuestro país.

Con una evolución positiva en ventas, paulatina y constante desde el año 2016, SKBergé alcanzó en 2018, una participación de 2.8% en el mercado automotor nacional debido al crecimiento registrado por cada una de sus marcas, lo que significó para la empresa un aumento total de ventas del 95% con respecto al año anterior (6.713 vehículos matriculados) y un incremento del 60% en sus ingresos. Estas cifras aumentan su relevancia si se tiene en cuenta que el sector creció en Colombia un 8%, vendiendo 256.662 unidades al cierre del año anterior.

Los resultados obtenidos en 2018 por el importador hispano chileno, suponen un fuerte impulso para alcanzar su ambicioso objetivo al cierre de 2019: un 3,5% de participación en el mercado y un crecimiento del 30% con todas las marcas que representa.

Actualmente, se evidencia la solidez en el tránsito de la compañía por esta ruta ascendente para el presente año, gracias a que -con los resultados obtenidos durante enero y febrero- 4 de las marcas del grupo hispano chileno están incluidas entre las 6 primeras posiciones del top 25 con mayor crecimiento a nivel nacional. Es destacable que estas muestran un incremento superior al 37% en un mercado que actualmente no crece.

Así, para el primer bimestre de 2019, se reporta un crecimiento acumulado en ventas del 84% para Chrysler-Jeep-Dodge (380 unidades), 46% para Peugeot (203 unidades), 39% para FIAT (262 unidades) y 38% para Volvo Cars (91 unidades), con respecto a las cifras del año pasado. Por su parte RAM alcanzó en este periodo 25 vehículos matriculados.

“SKBergé es uno de los principales actores privados del sector en América Latina, con presencia en Colombia, Chile, Perú y Argentina, representando un total de 20 marcas en la región. Sin duda, ese ‘Know-How’, sumado al compromiso de un equipo que trabaja día a día con pasión y tenacidad para ofrecer al consumidor un excelente portafolio de vehículos con increíbles propuestas de valor, hace que cada vez alcancemos y proyectemos metas más ambiciosas”, expresó Andrés Aguirre, Country Manager de SKBergé Colombia.

Buenos resultados: un impulso positivo.

En 2018 las ventas de los modelos Chrysler, Jeep y Dodge alcanzaron las 2.577 unidades frente a las 1.745 unidades vendidas en 2017, lo que significó un crecimiento del 48%. FIAT, cuya representación pasó a manos de SKBergé en 2017, registró el mayor crecimiento en 2018: 544%, que respondió a las 1.978 unidades vendidas, con respecto a las 307 alcanzadas el año anterior. La marca RAM vendió además 66 camionetas en 2018.

Estos excelentes resultados en los que se destacó la preferencia de los clientes por los modelos Dodge Journey, FIAT Uno Way y Jeep Renegade, representaron en conjunto un crecimiento total de 125% en Colombia para FIAT Chrysler Automobiles (FCA) en 2018.

Por otro lado, la firma escandinava de vehículos premium Volvo Cars, también obtuvo excelentes resultados el año pasado. Con la venta de 783 unidades, registró un crecimiento del 30% frente a las 600 unidades de 2017. Su modelo más vendido fue la SUV XC60, titulada “Carro del Año 2018”. Además, la marca creció un 800% en ventas de sus modelos híbridos enchufables, solidificando la propuesta de la marca por una movilidad sostenible y armónica con el medio ambiente.

Por último, la francesa Peugeot creció en Colombia un 64%, resultando el 2018 el mejor año para la marca en la última década, gracias a las 1.309 matrículas alcanzadas ese año y en comparación con las 799 unidades que colocó en manos de sus clientes en 2017. El emocionante y veloz Peugeot 3008, la referencia más solicitada por los colombianos en 2018, fue uno de los responsables de que la firma se convirtiera en la marca europea con mayor crecimiento en el país.

Para alcanzar los objetivos propuestos al cierre de 2019 “es fundamental la continua renovación y actualización del portafolio, la expansión y el fortalecimiento de la red de concesionarios, el mejoramiento continuo del servicio en todas las etapas de adquisición de los vehículos, nuevas alternativas en posventa y otros valores agregados que responden a un estilo de vida particular asociado a cada una de las marcas”, agregó Aguirre.

“De esta manera aseguramos que nuestros clientes reciban el mejor producto y el mejor servicio, asociados siempre a la innovación, el confort, la potencia y la seguridad de última generación que añadimos en cada uno de nuestros vehículos”, puntualizó el ejecutivo.