El slogan de las campañas políticas

172
William Hundelshauseen Carretero.
William Hundelshauseen Carretero. Presidente Nacional APIC.

A escasos doce días para cumplir con la democracia y elegir verdaderos voceros de las comunidades en el Congreso de la Republica 2018, los candidatos están divididos en sus estrategias de marketing político, unos hablan de su proyecto y lo que harían de llegar al Congreso y los otros hablan de estos candidatos para tratar de frenar su alza en las encuestas, existiendo entre estos una batalla de murales y carteles en los diferentes medios de comunicación por mantener la mejor imagen ante los electores, así sea propaganda engañosa pues en ellas muestran un slogan exigente como EL QUE PONGA URIBE, demostrando que esta es la única oportunidad que tiene el elector primario de elegir a una persona para frenar el CASTROCHAVISMO.

La falta de credibilidad de los candidatos han exhibido a los publicistas, que lejos de generar apoyo y entusiasmar a los electores provocan un rechazo la cual obliga a un replanteamiento de estrategias para revertir los efectos, algunos candidatos han fundamentado su slogan en la palabra LEALTAD, palabra que les queda difícil de asimilar ya que muchos de ellos no mostraron lealtad al Movimiento político donde militaban y armaron tolda en otro, ¿con que autoridad hablan de lealtad cuando le fueron infieles a su Movimiento?; otros con el propósito de recuperar su imagen, utilizan los discursos para intercambiar palabras que van desde la agresión, la ironía y la burla, estrategias que tienen que ver con la venta de su imagen como político quien trata de aparecer entre la opinión pública como el cambio y obtener el voto popular.

En esta campaña electoral, los políticos utilizan una diversidad de estrategias de comunicación política para destacar sus fortalezas y convencer a los ciudadanos que sus ofertas y programas son los mejores: “UNIDOS COMO DEBE SER”, “PARA VIVIR MEJOR”,”UNIDOS AL CAMBIO”, “SUMATE”, “MAS SALUD”, “MAS EDUCACION PARA TODOS”, “EQUIDAD CON JUSTICIA SOCIAL”, “JUNTOS HACEMOS EQUIPO”, “BOLIVAR NUESTRO DESAFIO”, “IDEAS QUE GOBIERNAN”, “EL CAMBIO ES AHORA”, “CONMIGO SI CUENTAS”, “COMBATIREMOS LA CORRUPCION”, etc. Al mismo tiempo, utilizan estrategias para atacar a sus adversarios, enfatizar en sus debilidades y para defenderse de esos ataques. La identificación de esos slogans, donde la mediatización y la espectacularización han logrado que los equipos de las campaña políticas en contienda hagan uso de una variedad de estrategias donde se gana o se pierde, logrando con mentiras un buen posicionamiento, además de un alto nivel de credibilidad entre sus seguidores, ocasionando con esto el crecimiento del abstencionismo y la poca participación electoral que esto supone debería ser una preocupación fundamental de los partidos políticos y también del Consejo Nacional Electoral, como ente rector en el tema electoral.

Esta situación amilana al pueblo disminuyendo la colaboración democrática, fomentando por ende la ilegalidad, la injustica y que el pueblo no busque el estado de derecho, si no el que le va a dar el candidato del partido a cambio de su voto, cayendo en error de lo que ya pareciera “prostitución política” pues se vende el voto al mejor postor, y comienzan su campaña proselitista hablando de honestidad, que van a combatir la corrupción que son distintos a sus padres o familiares detenidos por corrupción; sin embargo saquen ustedes sus propias conclusiones, son elegidos con los mismos líderes, con los mismos votos, el mismo dinero que mantiene a sus familiares entre rejas, la misma estrategia política de compra y venta de voto, el mismo trasteo de votos, etc., entonces donde está el cambio que pregonan los candidatos y donde está el deber del ciudadano de fomentar sus valores democráticos para la elección de quienes manejaran los recursos de toda una comunidad, cuando al contrario lo que encontramos es la hegemonía de heredar el poder de cualquier manera.

COLOMBIA DESPIERTA Y NO SIGAMOS SIENDO COMPLICES DE ESTOS BANDIDOS ELECTORALES, NO PODEMOS SER INFERIORES A LA RESPONSABILIDAD QUE NOS ASISTE PARA CONTARLE A NUESTRA DESCENDENCIA QUE PARTICIPAMOS EN LA RECUPERACION DE LA DIGNIDAD Y MORAL POLITICA. Los valores es un compromiso real y profundo de la persona ante sí misma y ante la sociedad en que vive, porque posibilitan la existencia más justa y democrática. El slogan de las campañas políticas.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente