Un hombre viajó 9.000 kilómetros escondido en el tren de aterrizaje de un avión de carga en un vuelo entre la ciudad sudafricana de Johannesburgo y Ámsterdam, informó la Policía militar neerlandesa.

“El individuo está bien, teniendo en cuenta las circunstancias y ha sido trasladado a un hospital”, afirmó la Policía a cargo del control fronterizo en un comunicado, citado por Reuters.

Asimismo, las autoridades aún no han determinado la edad y la nacionalidad del hombre, que arribó al aeropuerto de Schiphol. “Nuestra primera preocupación, por supuesto, era su salud”, manifestaron. “Definitivamente es muy inusual que alguien haya podido sobrevivir al frío a tal altura, muy, muy inusual”, agregaron las fuerzas policiales.

Un portavoz de la compañía Cargolux confirmó que el avión implicado había sido operado por Cargolux Italia. El único vuelo de carga de la empresa que llegó a Schiphol el 23 de enero fue un Boeing 747 que voló desde Johannesburgo, haciendo una escala en Nairobi, Kenia.