En octubre de 2014 fue subido a la red YouTube un vídeo escalofriante con el título de “Soldado jalado por una bruja”.

Una supuesta fuerza sobrenatural se apodera de las extremidades de un presunto soldado colombiano que grita desesperadamente: “Mi cabo, mi cabo, no me suelte”. Los soldados formarían parte de un grupo de infantería de marina de maniobras por el oeste de Colombia.

“Vea mi primero” –grita uno de ellos llamando la atención del cabo primero ante la rigidez de las piernas de su compañero.

Mientras que otro trata de exorcizar invocando a Lucifer(¿?)

La filmación fue realizada en las montañas de Colombia aunque no ha podido confirmarse su autoría por lo que tampoco se puede confirmar su realidad. Tampoco ha sido localizado el tal Peña al que se alude en la grabación. En cualquier caso no deja indiferente a nadie, las imágenes son impactantes.

Los críticos aducen que es fácil realizar con CGI (Efectos especiales de ordenador) un vídeo de estas características. El soldado podría tener amarradas las piernas con cuerdas que, posteriormente, serían borradas en la edición, es cierto. En este sentido nos falta contexto y la razón por la que los soldados ya están grabando antes de que empiecen los fenómenos ¿acaso sabían que iban a producirse?