Estamos ante un cuento infantil, un excelente libro, pero va mucho más allá. Está escrito por Jazmín Chi y su hija Shmeimi Chi, una joven llena de talento, en plena adolescencia y esa es su magia. A mi mente vienen las palabras de “El Principito” de Saint Exupéry:

Pensé mucho sobre la selva y las boas e hice el primer dibujo de mi vida. Era este, mi dibujo número 1:

 Enseñé mi dibujo a las personas grandes y les pregunté si les asustaba, pero pensaban que era un sombrero y no entendían mi pregunta. Las personas grandes nunca comprenden nada por sí solas, y es agotador para los niños, tener que darles explicaciones siempre.

Así que hice mi dibujo 2 para aclarar que se trataba de una boa que se come un elefante. Este es el dibujo número 2:”

 

Este libro es a modo de metáfora algo muy similar. Es la puerta a un proyecto de mucho mayor calado e importancia pues es sabido que en la simplicidad está la verdadera magnitud de las grandes obras y proyectos.

Éste es un claro ejemplo de lo anteriormente expuesto.

Solovino es la historia de un perro que aparece, como un milagro de la nada y de ahí el título “Solovino”, un juego maravilloso del juego de dos palabras “Solo” y “Vino” que muestra que no existe la casualidad, sino la causalidad en esta vida que nos toca vivir. Dos protagonistas, una niña, su familia y un perrito que sin conocerse y que sin saber de sus relaciones ancestrales empiezan una aventura que se llama AMOR y RESPETO.

¿Alguno de nosotros no nos gusta imaginar un mundo mejor cercano al AMOR y a los verdaderos VALORES?

En este sentido este ebook y audiolibro es una magnífica ocasión para ello. La lectura es un vehículo especialmente adecuado y preparado para transmitir y moldear valores y el camino para la meta de un mundo mejor, más sostenible, solidario y habitable, la autopista en un mundo de educación global en valores y especialmente necesitado en estos momentos.

Su madre y progenitora, la excepcional Jazmin Chi, que además de su gran prestigio lleva tiempo trabajando por un ambicioso proyecto social y es trabajar en valores como el AMOR y la EXCELENCIA, potenciando la creatividad de los niños desde la educación y que ha realizado numerosas donaciones de sus obras  (18 libros) a todos los confines del mundo, este libro no es más que un maravilloso acceso a esa necesidad de respetar a los seres vivos y a la naturaleza y trabajar a favor de esas especies que se encuentran en peligro de extinción, más de cincuenta en todo el mundo (oso polar, rinoceronte, tigres, canguros, gorilas de montaña, leopardos, delfines rosados, tortuga lora, vaquita marina…).

Qué decir de la co-autora, una joven literata, una niña, una jovencísima luchadora medioambiental que con 13 años ya ha impartido dos talleres, uno en inglés y otro en español para la organización sin fines de lucro Girls Nite Live en Pensilvania, misma que trabaja para empoderar a las mujeres.

A pesar de su juventud ya está incluida en la Incubadora de Empresas, de la Universidad del Valle de México Campus Cumbres, en México, con el proyecto para crear la Fundación PLANANI A.C., para la sensibilización y concienciación ambiental en los niños y en la juventud.

Ella su hija, no sólo es una sucesora de ese maravilloso talento, sino que seguramente lo superará, a pesar de lo dificultoso de esa tarea y muestra de la eficacia de su gran trabajo educativo.

Tanto ella, como su hija son personas engendradas con el talento y que encuentran su mayor felicidad trabajando por el bien de la Humanidad.

Ya se sabe que el talento es ofrecido por Dios, la fama la otorgan las personas y por ello hay que estar agradecidos.

El verdadero talento siempre huye de la vanidad que es auto-otorgada.

Ellas son una clara muestra de que el talento siempre va unido a la bondad.

Me gustaría realizarle tres preguntas a Jazmín, relacionadas con esta maravillosa obra imprescindible en este momento.

  • ¿Cuál es el valor de la educación, la lectura en el nuevo mundo para las nuevas generaciones?

Desde mi punto de vista, creo que la educación enfocándome más en la informal (no escolarizada) es de suma importancia, pues son los valores que inculcamos a nuestras siguientes generaciones desde casa, la cual podemos complementar con la lectura que es fundamental en nuestros pequeños pues pueden aprender, pero sobre todo soñar, volar y buscar la motivación e impulso necesario para desarrollar todo su potencial, así como formar ese lazo positivo entre familias, muy necesario en la sociedad.

  • En un mundo global ¿Cuál es el verdadero potencial de las nuevas tecnologías en el mundo y su evolución hacia los valores?

Es mucho. Podemos ver que nuestros pequeños tienen a su disposición un sinfín de tecnologías que en nuestro momento no existían, lo cual crea más oportunidades para que puedan desarrollarse y lograr cosas en beneficio de la humanidad, así como podemos ver que ya no existen las fronteras, lo cual nos hace reconocer que todos somos uno, en este caminar de impulsar a la humanidad a ser mejores y dejar un legado de amor y bondad.

  • Háblame de la importancia de fomentar la CREATIVIDAD y el EMPRENDIMIENTO en la infancia y la juventud desde la EXCELENCIA….

Como padres, educadores y guías de las nuevas generaciones que nos proceden, creo de suma importancia fomentar el emprendimiento en nuestros hijos. Darles alas diciéndoles que pueden lograr absolutamente todo lo que se propongan, sin ponerles límites. No importan las etiquetas o factores. Estamos ante una nueva etapa de la humanidad, donde se han abierto más oportunidades para aquellos que lo desean, y nosotros estamos ahí para apoyarles. Es ahí, donde se puede despertar el deseo de hacer algo diferente, quizás algo que aún no se haya hecho, de crear algo hermoso, involucrarse en ese proceso creativo, que aporte a la vida de otros, y así es como, con el hecho de dar alas a nuestros hijos, podemos fomentar la creatividad y emprendimiento. A veces un “sí, creo en ti”, o un “sí, tú puedes”, hacen una diferencia enorme en la vida de nuestros hijos. A veces solo necesitan esas palabras para demostrar todo su potencial. Yo lo he visto con mi hija, quien sigue sorprendiéndome día a día. Hagamos que nuestros hijos nos sorprendan, impulsándoles, creyendo en ellos y amándoles con hechos.

Por José Luis Ortiz Güell