Hemos escuchado muchas veces esa expresión: “lo hice por salir del paso”, significa que la decisión que tomamos fue momentánea o que el problema quedó resuelto por el momento, pero quizá mañana se convertirá en algo peor.

Debemos aprender a solucionar las cosas de raíz, a veces vamos por la vida abriendo huecos para tapar otros, soluciones temporales que luego más adelante se convertirán en problemas mayores.

Esto le paso a un hombre llamado Abraham, Dios le dio una promesa y por no aprender a esperar, trató de “ayudar a Dios” y esto se convirtió en un problema de miles de años hasta hoy… Génesis capítulo 16.

Ten cuidado con las decisiones que tomarás hoy, pueden afectar tu mañana, ora a Dios y deja que te guíe, El mejor que nadie sabe que es lo mejor para nosotros!

Dios siempre está ahí con nosotros. Que Dios te bendiga! Son los deseos de William Hundelshauseen Carretero