Las vacaciones se aproximan y aún no organizaste nada de lo que tenías pensado hacer. Pero si estás aquí, al menos, has decidido viajar a la increíble Barcelona. Esta es una de las ciudades preferidas por los viajeros y un destino muy popular que posee una magia que te encandila ni bien llegas.

A Barcelona se puede viajar en cualquier momento del año. Si eres de los que aman el invierno, entonces, saca tu boleto en las fechas de diciembre o enero. Ahora si lo tuyo son los días más cálidos, asegúrate de reservar tu ticket para abril o mayo, cuando las temperaturas son templadas y agradables.

Para cualquiera de los dos casos, comprando tus pasajes a tiempo, las principales aerolíneas como Viva Air Colombia, te podrán ofrecer una enorme disponibilidad de vuelos en el mes que se te ocurra. Pon manos a la obra y comienza a diseñar el itinerario de tu próxima aventura.

Barcelona, el destino soñado desde adentro: Qué lugares visitar.

esculturas

Tiene fama de ser excesivamente cara y algo “snob”, pero eso son solo mitos urbanos. Barcelona también es conocida por su belleza arquitectónica y gastronómica y es dueña de una magia muy especial que atrapa a cualquiera.

Si hay algo que la caracteriza es que no goza de una gran extensión, pero eso mismo resulta ser un punto a favor para quienes solo tienen unos pocos días para recorrerla. Ahora bien, esto tampoco significa que uno puede ir sin organizar su estadía.

Será esencial la elección de cada uno de los lugares que se visitarán, eso incluye también el pasaje. Para evitar problemas, puedes chequear la web de Viva Colombia y conocer qué opciones tienen para viajar a Barcelona en los próximos meses.

Fíjate qué lugares no puedes perderte en esta ciudad.

Sagrada familia.

Sin dudas, es una de las principales atracciones de Barcelona y, por supuesto, de visita obligatoria. Se trata de la basílica y obra maestra del arquitecto Antoni Gaudí, construida en 1882. Como es uno de los sitios turísticos con mayor popularidad, se recomienda sacar las entradas con un tiempo de antelación razonable, al fin y al cabo, valdrá la pena. Las vistas panorámicas de la Sagrada Familia son espectaculares.

Dar un paseo por la Rambla.

Quien camina por el tradicional paseo de la rambla no podrá evitar perderse entre el encanto de esas pequeñas callecitas y rincones que ofrece a su alrededor. Es una de las zonas más icónicas de Barcelona y combina edificios tradicionales con puestos de comida súper modernos.

Barrio Gótico.

De los más antiguos de Barcelona, se encuentra en el centro de la ciudad. Caminar por esas calles sumerge a cualquiera en un viaje al pasado, más precisamente a la época romana. A pocos metros, se encuentra el barrio Born, otro favorito de los turistas.

Park Güell.

Park Güell

Otra de las obras maestras de Antoni Gaudí. El Park Güell fue declarado patrimonio de la Humanidad en 1984. Dar un paseo por este enorme parque de jardines, hace pensar a cualquier persona que realmente se encuentra en un cuento.

Su horario de visita es restrictivo y también suele estar lleno de gente, pero tal como la Sagrada Familia, el sitio de la atracción ofrece la reserva de la visita. Además, es recomendable conocer Casa Batlló y Casa Milá, también ideadas por Gaudí.

Recorrer las playas de Barcelona.

Las playas del Mediterráneo son de otro planeta, por eso es esencial que las conozcas, a pesar de tener poco tiempo. Lo interesante es que a su alrededor hay diferentes lugares para comer platos y bebidas típicas frente al mar. ¿Qué más quieres?.

Por otro lado, los fanáticos del fútbol seguramente tengan de visita obligatoria la ida al emblemático estadio del Barcelona, Camp Nou, situado en uno de los puntos estratégicos de la ciudad. Y bien ¿estás preparado para tus vacaciones en Barcelona?