espejo

Desde hoy, entrará en subasta el espejo propiedad de Edward John Smith, capitán del Titanic, en el cual se cree que se miró justo antes de que el barco zarpara a lo que sería su primer y último viaje.

Se espera que la pieza, que tiene 110 años, se venda por mucho más de 10.000 libras (12.800 dólares), según la casa de subastas británica Richard Winterton Auctioneers. El espejo viene acompañado por una nota escrita a mano que cuenta su historia.

Luego de conocerse el naufragio y muerte del capitán, su criada se quedó con el espejo a cuenta de un salario no cobrado. Ella solía decir que “veía la cara del capitán Smith en el espejo en ocasiones”, tal vez por esa razón el objeto acabó siendo entregado a familiares de Smith.

El Titanic llevaba a 2.223 pasajeros y tripulantes desde Southampton a Nueva York cuando una colisión con un iceberg en la madrugada del 15 de abril de 1912 provocó su hundimiento y la muerte de 1.514 personas