Los habitantes del municipio Nueva Granada, Magdalena, no terminan de salir del asombro tras conocer el caso de tres supuestos pastores religiosos que, valiéndose de su posición, cometieron abusos sexuales en contra de menores de edad por al menos dos años.

Los actos cometidos por estos hombres fueron puestos en conocimiento de las autoridades de la Comisaría de Nueva Granada, y este aviso permitió a la Fiscalía General de la Nación adelantar las debidas investigaciones que llevaron a la captura y posterior medida de aseguramiento en contra de los presuntos abusadores.

«El material probatorio recopilado evidenció cómo los tres hombres de 31, 39 y 59 años de edad, argumentando la necesidad de sacar el demonio del cuerpo de una menor de 14 años, al parecer, le tocaron sus partes íntimas y le hicieron insinuaciones de índole sexual», explicó el ente investigador.

Además, se reveló que los vejámenes se habrían presentado desde 2017, y durante al menos dos años, en el corregimiento Pueblito de Los Andes, municipio de Nueva Granada; así como en el municipio Arigüaní El Difícil de Magdalena, donde está ubicada la iglesia a la que acudían a culto y reside la adolescente, quien es hijastra de uno de los victimarios.

«Servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de Plato y uniformados de la Policía de Infancia y Adolescencia visitaron los sectores mencionados para rescatar a la menor y recolectar el material probatorio necesario», concluyó la Fiscalía, agregando que adelantan otras investigaciones para determinar posibles responsabilidades por omisión y otras víctimas.