Taxis voladores, robots policiales de vigilancia o drones multifuncionales son algunas de las innovaciones tecnológicas presentadas en Dubai y que  dan cuenta del afán de esta ciudad-Estado para convertirse en una de las grandes metrópolis del futuro, dotada de asombrosas tecnologías de punta.

La estrella del salón Gitex, que se abrió el domingo, es el proyecto de taxi volador, que se ha prometido para dentro de cinco años en caso de que entonces se hayan resuelto algunos temas de infraestructura y de regulación.

Una primera prueba fue realizada con éxito el 25 de septiembre, pero la autoridad del transporte de Dubai (RTA) deberá hallar soluciones con la Aviación Civil para que pueda ser explotado comercialmente.

También habrá que realizar modificaciones en tierra para hacer volar el taxi de un sitio a otro de la ciudad, adaptar los motores al clima extremadamente caluroso del Golfo y resolver cuestiones de seguridad.

“El proyecto llevará cinco años, y debemos trabajar con otros socios estratégicos para poner a punto el marco legal y las infraestructuras para hacerlo funcionar”, declaró a la AFP Jaled Abderrahman al Awadi, uno de los responsables de la RTA.

El artefacto, dotado con 18 motores eléctricos, ha sido desarrollado por la firma alemana Volocopter y preside el centro del salón Gitex, donde, desde luego, es la atracción principal.

Tiene una autonomía de vuelo de 30 minutos y puede transportar a dos pasajeros.

El taxi volador, que cuesta entre 200.000 y 250.000 euros la unidad, está dotado de un sistema que le permite aterrizar con suavidad, explicó el responsable de la RTA.

Volará a una altura de unos 120 metros, lejos de los corredores de la aviación civil, según Awadi.

La policía de Dubai, que ya utiliza robots para orientar a los turistas, ha presentado varias innovaciones, entre Batman y Robocop.

Huda Husein, una mujer oficial de policía, hace una demostración cerca de una moto de fabricación japonesa que se parece al vehículo de la película Batman.

“La moto está equipada con ocho cámaras que detectan todo tipo de infracciones al código de la carretera. Está conducida por un agente, pero trabajamos para que sea autónoma y (como tal) ponerla en servicio en 2020″, explica la oficial a la AFP.

Otro artefacto futurista ha sido presentado en el Gitex. Parece una motocicleta sin motor, dotada de rotores que le permiten volar.

El artefacto, de fabricación rusa, puede planear a cinco metros de altura durante 25 minutos. Todavía está siendo probado y la Policía no está segura de su futura utilización. Podría servir para llegar a lugares de difícil acceso, como los embotellamientos en las carreteras.

Otra innovación, propuesta en el salón en el sector del transporte aéreo, es un control de policía y aduana en el aeropuerto en solamente 15 segundos.

Basta pasar bajo un túnel biométrico para que se lleven a cabo los controles, mientras que el proceso de facturación para embarcar se hará en el taxi eléctrico que lleva al pasajero al aeropuerto.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente