¿Te salen grietas en los talones? Toma nota de estos cinco remedios caseros

582

A muchas personas les ha pasado que tienen grietas en los pies y esto se debe a  la resequedad de la piel por deshidratación y otros problemas de salud. Este mal es un problema estético al que se le debe tener cuidado y evitar complicaciones mayores que ocasionen molestias indeseadas.

Se caracteriza porque afecta principalmente a la parte externa de la piel, aunque hay casos en los cuales puede generar dolor al penetrar hasta la dermis.

El agrietamiento de los talones ocurre cuando no hay una hidratación constante del organismo, además de tener que llevar el peso del cuerpo sobre sí, ocasionando que se formen las grietas.

Sin embargo, hay tratamientos naturales recomendados para tratar las grietas en los pies y prevenir que surja en el futuro. Recuerde acudir a un dermatólogo para recibir las recomendaciones de un especialista.

Aceites vegetales

Entre los mejores remedios para prevenir y curar la zona afectada, está el uso de aceites naturales como el de coco, argán y almendras. Los antes mencionadas ayudan a hidratar la piel y evitar las grietas de los pies.

La mejor manera de aplicarlo, es colocar una buena cantidad de cualquier de ellos, en la zona afectada. Colocarse inmediatamente un calcetín de algodón antes de dormir. El aceite hará efecto durante la noche; a la mañana siguiente, lave y aplique nuevamente.

Es recomendable hacerlo todos los días o hasta que se haya sanado el pie de las grietas.

El siguiente video otorga una explicación de cuáles son las causas de las grietas de los pies y los posibles tratamientos para solventar y salir airoso de este percance.

Limón y Glicerina

Muy efectivo para ablandar el talón y reducir la resequedad de la piel, evitando que surjan más grietas y eliminado el problema.

Para aplicarlo, basta mezclar en una ponchera sal gruesa, agua caliente, agua de rosas, glicerina y jugo de limón. Deberá sumergir los pies de 15 a 20 minutos. Después, utilice una piedra pómez para reducir las durezas que tenga su pie.

Otra solución alterna sería, unir la glicerina, el agua de rosas y el jugo de limón. Usarlo en los pies o zona afectada, colocarse un calcetín toda la noche. Este tratamiento y el anterior, lo puede aplicar por cinco días.

Mascarilla de plátano y aguacate

Este tratamiento ayuda a mejorar la apariencia de los talones, hidrata la piel y reduce las grietas existentes.

Para prepararlo solo bastará con hacer una pasta con plátano y aguacate maduro, aplicarlo en los pies, esperar media hora y enjuagar con agua y jabón.

Parafina y aceite de coco

Sirve para aliviar el dolor y las molestias que las grietas de los talones generan en las personas. Más si se está de pie por mucho tiempo.

Para aplicarlo bastará con mezclar la cera de parafina con el aceite de coco, calentarla a baño de maría, unir y dejar que enfríe. Luego aplicar en la zona afectada, colocarse medias y dejar que actúe toda la noche.

Vaselina

Ablanda las durezas y reduce las grietas notablemente en los talones, además de servir como hidratante para los pies.

Deberá colocar los pies en agua caliente con sal durante 15 o 20 minutos. Seque y unte la vaselina para luego colocarse unos calcetines. A la mañana siguiente, retire las medias, enjuague y seque.