A principios del siglo XX algunos dirigentes cartageneros intentaron construir el Teatro Municipal en la iglesia de la Veracruz. Este era un anhelo desde 1884 cuando se hablaba de “construir de un modo apropiado a nuestro clima un teatro…”.

En 1904 se creó́ la Junta del Teatro, que acogió́ la propuesta de levantarlo en la Iglesia de la Merced En 1906 comenzaron los trabajos, dirigidos por Luis Felipe Jaspe quien utilizó como modelo los teatros Tacón de la Habana y Reina Emma de Curazao.

Las obras avanzaron lentamente por falta de presupuesto. Se inauguró, sin concluirlo, el 13 de noviembre de 1911 para entregarlo como parte de las obras del Centenario de la Independencia.

El escenario era amplio y cómodo, decorado por diferentes artistas. El techo fue pintado por el mismo Jaspe. Se estrenó el 22 de febrero de 1912 con la compañía de Evangelina Adamas y durante los primeros 5 años vivó su época de mayor esplendor.

En 1933, para conmemorar la “fundación” española, le pusieron el nombre de Teatro Heredia. En 1937 se comenzó a usar para proyectar películas.

En los años 60’ cayó en desgracia, se deterioró y a finales de los 70’s se cerró. Durante esa última época se usaba indiscriminadamente para recitales, homenajes, títeres, zarzuelas, mentalistas, sesiones solemnes de colegios, etc.

Para rescatarlo la Fundación para la Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural Colombiano firmó un contrato con el municipio.

En 1987 comenzó la restauración que, por dificultades económicas, sólo concluyó en 1998 (fotografía 1). Ese mismo año pasó a llamarse Teatro Adolfo Mejía.

El arquitecto fue el restaurador Alberto Samudio Trallero. Reabrió sus puertas el 31 de julio de 1998 con el recital de la mezzosoprano Martha Senn y la Orquesta de Cámara de Colombia.