La teniente Grecia del Valle Roque Castillo, quien es una de las detenidas por la seguridad indígena de Kumarakapay de la Gran Sabana, pidió perdón a la comunidad pemón por la arremetido de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) este 22 de febrero, para impedir el ingreso de la ayuda humanitaria por Brasil.

En las redes sociales se difundió un vídeo de la teniente que entre lágrimas le pide al presidente Nicolás Maduro y al ministro para la defensa Vladimir Padrino López que cesen las órdenes de ataca al pueblo indígena.

“Piense bien, no actúe de forma violenta. El pueblo indígena no está haciendo nada malo”, expresó la funcionaria visiblemente afectada.

En el material mencionó que es madre de un niño de 11 años de edad y aseguró que no quiere un futuro, como el que se está viviendo actualmente en el país para su hijo.

“Por favor, piense bien lo que va a hacer. No tome malas acciones, no use las armas contra el pueblo indígena”, reiteró.