La Boquilla

Con total éxito culmino el pasado viernes 21 de septiembre en la Biblioteca Pública José Vicente Mogollón del Corregimiento Manzanillo la temporada de estreno de la obra Se fue el Kai- man escrita y dirigida por Luz Elena muñoz Salazar; ganadora del estímulo Creación Artística 2018: Cartagena Escenario de Teatro del instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena de Indias IPCC.

Más de 400 espectadores entre niños, niñas, jóvenes y adultos entraron en relación con Aurora María González Cabarcas, Susana Carolina Lemos Marín y Edersson Amador Morelos profesionales de las artes escénicas que interpretaron respectivamente los personajes de Salome, Kai, la Profesora y la curinga, para a través del Teatro Foro de Augusto Boal, poner sobre el escenario los imaginarios colectivos sobre el abuso y la explotación sexual infantil.
Muñoz indica “la eficiente colaboración de las coordinadoras y auxiliares de la Red Distrital de Bibliotecas hicieron posible que la obra llegara a muchas personas que, por la distancia, en ocasiones no pueden participar de la nutrida agenda cultural que la Asociación de Teatristas Cartageneros ADETEICAR programa permanentemente en los espacios del centro histórico de la ciudad”.

hasta el 30 de octubre se realiza a nivel latinoamericano la semana contra la Explotación sexual y el tráfico de mujeres y niñas/niños, convocada por el colectivo Madres Víctimas de Trata de la ciudad de Buenos Aires,con el lema SE TRATA DE NO + TRATA. Con la obra Se fue el Kai-man se espera además de incidir simbólica y críticamente en la forma como nos relacionamos y enfrentamos con la trata de personas en el contexto cercano, se espera poder llegar a muchos más niños, niñas y jóvenes generando encuentros para que se “preparen para la acción real” tal como lo plantea Boal.

Muñoz resalta “la disposición de las instituciones que colaboraron más que con el proyecto, con las intenciones de aportar al desarrollo cultural y social de Cartagena, como el departamento de Humanidades de la Universidad del Sinú, ADETEICAR, la Policía de Infancia y Adolescencia y por supuesto La Alcaldía Mayor de Cartagena a través del Instituto de Patrimonio y Cultura”.