En la madrugada de este viernes, el número de muertos por el poderoso sismo de 8,2 grados que sacudió al sur de México se elevó a 32 según el informe preliminar de las autoridades.

En declaraciones a Televisa, el gobernador del sureño estado de Oaxaca, Alejandro Murat, actualizó la cifra de muertos en su región a 23 personas. En Chiapas las víctimas registradas por el momento son siete y dos más en Tabasco.

En la costa del Pacífico central y sur de México se mantiene además una alerta de tsunami ante la eventualidad de que se registren olas de hasta cuatro metros, por lo que se ha procedido a evacuar a las poblaciones costeras.

El terremoto ocurrió a las 23:49 locales cerca de la localidad de Tonalá (Chiapas), a unos 100 km de la costa, a una profundidad de 19 km.

terremoto mexico2

Por su parte, el secretario de Protección Civil del Gobierno de Chiapas, Luis Manuel García Moreno, elevó de tres a siete las víctimas en Chiapas.

“Lamentablemente tenemos el registro de siete personas fallecidas. Tres ocurrieron en el municipio de San Cristóbal de la Casas, dos en Villaflores, una más en Pijijiapan y una más en Jiquipilas”, indicó a Televisa.

Además, otras dos personas, menores de edad, murieron en el sureño estado de Tabasco.
En cuanto a los heridos, el coordinador de Protección Civil, Luis Felipe Puente, señaló que la Secretaría de Salud aún está realizando un recuento en los hospitales de las personas que ingresan por heridas causadas por el seísmo.

Indicó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informa de deslizamientos en algunas carreteras y “pequeños daños”.

Previamente, en un mensaje a los medios desde el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), el presidente de México, Enrique Peña Nieto, indicó que este sismo tiene una magnitud similar a uno registrado en 1932 y fue mayor que el de 1985, de 8,1 grados y que dejó miles de muertos y desaparecidos en Ciudad de México.

El presidente pidió no bajar la guardia porque se pueden producir fuertes réplicas, aunque menores. Hasta el momento, tras el terremoto se han producido 65 réplicas, la mayor de ellas de 6,1 grados en la escala de Richter.

El terremoto impactó en al menos una decena de estados del sur y centro de México, por lo que hasta 50 millones de personas -casi la mitad de la población del país- pudo sentirlo, estimó el mandatario.

El tsunami “no representa en este momento un riesgo mayor, no se ve de una dimensión mayor”, aclaró Peña Nieto.
Las clases fueron suspendidas en una decena de estados, incluida la capital, Ciudad de México, para proceder a una revisión estructural de las escuelas.

Así funciona la alarma que despertó a millones de personas en Ciudad de México

terremoto mexico3

El violento terremoto de magnitud 8,2 que sacudió en la noche del jueves la costa del Pacífico mexicano disparó rápidamente un alarma sonora en toda la ciudad de México.
Alertados por los 8.200 megáfonos desplegados en la capital federal, sus 20 millones de habitantes descendieron en masa -y precipitadamente- a las calles, incluso en pijama.

Desde hace dos décadas, la asociación CIRES provee a la ciudad un sistema de sensores colocados a lo largo de la costa pacífica, donde el riesgo de sismos es mayor.
Las ondas sísmicas pueden recorrer los centenares de kilómetros que separan la costa de la capital en un minuto, causando considerables daños, dado que la enorme ciudad está construida sobre un antiguo lago.

Ondas de radio

Una vez detectado el sismo, el sistema lanza una onda que dispara las alarmas en escuelas, ministerios y otras oficinas, interrumpiendo automáticamente las emisiones de la radio.

Los mexicanos tienen entonces como máximo un minuto para reaccionar y salir de los edificios antes de que empiecen a temblar.
Esta tecnología no estaba disponible durante el terremoto del 19 de setiembre de 1985, de una magnitud de 8,1 en la escala de Richter, que devastó la capital, muriendo más de 1.000 personas.

Instalados en una antigua construcción de tres pisos, los servidores de esta asociación detectan cada vibración del suelo disparando automáticamente las alarmas.
Desde el lanzamiento del sistema en 1993, CIRES ha dado más de 60 alertas por sismos de una intensidad de al menos 6 en la escala de Richter.

Alarma telefónica

La tecnología smartphone también hizo su aparición en México en los últimos años, permitiendo a sus habitantes recibir alertas a través de aplicaciones como SkyAlert o Alerta Sismica DF.

Dos segundos después del comienzo de un sismo, SkyAlert envía una señal a los teléfonos celulares que hace sonar el mensaje “alerta sísmica” e indica la intensidad del temblor.

La aplicación, lanzada en 2013, estaba inicialmente conectada al sistema CIRES, pero su joven fundador Alejandro Cantu, desplegó luego a lo largo de la costa mexicana sus propios sensores, traídos de Japón.

La aplicación se popularizó rápidamente y la versión gratuita contaba con más de tres millones de usuarios en 2015. Una versión paga fue lanzada después, que permite personalizar las alertas.

Para advertir a sus usuarios la aplicación utiliza una red de banda ancha en lugar de las líneas telefónicas, garantía de fiabilidad según su fundador.
Salvo que este jueves durante el mayor temblor registrado en México en un siglo, la aplicación SkyAlert se mantuvo desesperadamente muda.