The Beatles: la banda más importante de la música

593
The beatles

¿Por qué están en ese pedestal? ¿Qué hicieron que fue tan revolucionario? ¿Exageran los críticos y la opinión popular al colocar a esta banda inglesa en ese lugar tan privilegiado de la música?

Hay que entender varias cosas antes de hablar de la mitificación de los Beatles. Comprender el contexto de las personas que escuchaban este tipo de género a principios de los años 60’.

La mayoría de jóvenes se veían completamente maravillados por el estilo impertinente, rebelde y revolucionario de los primeros años del Rock & Roll. Figuras como Little Richard, Chuck Berry o Buddy Holly, colmaron el imaginario colectivo de ese sector de la población inglesa. En un punto aparte está Elvis Presley, que más que ser superior o mejor que los antes citados, fue quien colocó a este naciente género en el mapa anglosajón. Le dio el estilo característico antes citado. O, si no, pregúntenle a Forrest Gump.

John Lennon, creador de The Beatles, fue quien más se vio influenciado por la figura de Presley. De hecho, no es raro ver en los primeros años de la banda, en Hamburgo, a Paul, George y el mismo John vestidos con chaquetas de cuero y el cabello hasta la madre de gel. Nada que ver con lo que veríamos años después. El llamado “Estilo Beatle”, con flequillos larguísimos, traje en todas las presentaciones; como también la provocación constante a las, en su mayoría, mujeres jóvenes que iban a sus presentaciones.

Los años fueron pasando y, con la llegada de Brian Epstein, The Beatles entraron de lleno en la industria con las características antes mencionadas. Los primeros sencillos fueron prometedores. Sin contar la ya vasta discografía imaginaria de los primeros años de composiciones de Lennon. En el álbum Anthology 1, donde se recopilan los primeros trabajos de la banda. Aquí se ve un estilo skiffle muy marcado. Con letras simples, pero que ya dejaban ver lo que se venía. *Insertar pedazo de In Spite Of All The Danger*.

Volviendo al comienzo de The Beatles en sí, vemos un sencillo prometedor: Love Me Do, lanzado en 1962, el cual era una clara declaración de intenciones; un sonido nuevo. No era rock & roll, era algo más; una fusión, el inicio de algo que no se sabía bien qué era. Aquí está uno de los tantos umbrales del naciente género del rock, sin el roll. Sin quererlo, ese muchacho de veintidós años que no usaba gafas por pena y ese joven de veinte años que había perdido a su madre de muy joven estaban cambiando -o mejor- dándole forma a lo que muchos años después sería lo que conocemos hoy.

Luego sale su primer álbum: Please Please Me, en 1963, y fue un hito. Aún después de haberla escuchado más de mil veces, la voz de Lennon en Twist and Shout sigue erizándome los pelos. En los conciertos las muchachas se orinaban de emoción al ver a sus ídolos. Disfrutaban como locas las canciones. Era algo que no se vería nunca más, de esa manera, con otros artistas. Y la razón, como dije arriba, era que no se sabía lo que estaba pasando. ¿Qué sonido era ese el que escuchaban? No se parecía a Chuck o Richard. Tenía algunas similitudes con lo que cantaban las demás bandas inglesas, pero no, tampoco era eso. Esa dicotomía entre el amar algo y no saber lo que es, fue lo que encumbró poco a poco lo que después se conocería como la Beatlemanía, que, con la llegada de los Fab Four a Estados Unidos en 1964, vino para quedarse.

Los álbumes posteriores (With The Beatles, A Hard Day’s Night, Beatles For Sale, Help) fueron una maravilla, a pesar de ser una continuación del estilo Beatle naciente. Rubber Soul, al final de 1965, fue el punto de inflexión de la banda. John se vio influenciado por las letras de Dylan. La leyenda dice que este fue quien les hizo probar las drogas en un cuarto. Esto combinado con los nacientes movimientos contraculturales en USA marcaron el rumbo de la banda en la segunda mitad de la década.

Sggt. Pepper Lonely Hearts Club Band (1967) solo fue la confirmación del estilo vanguardista rockero. Desde la portada del álbum –que partió en dos la forma en cómo se concebían– hasta el acervo distintivo de todas las canciones. Piezas como Lucy In The Sky With Diamonds (rock psicodélico), pasando por She’s Leaving Home (pop barroco) nos dejan ver un poco de el montón de ideas que ya se empezaban a concebir el género como algo serio y que tenía futuro.

El viaje a la India en 1967 hizo que el grupo experimentara muchísimo más. Ya George Harrison había empezado a tocar con instrumentos orientales como el sitar desde Revolver (1966). El avance de Sggt. Pepper y en el álbum blanco hizo que prácticamente el guitarrista creara ese subgénero del rock. Lo mismo sucedió con el art rock (Because, de Abbey Road, 1969) con el rock progresivo (Medley del álbum Abbey Road, 1969), Hard Rock (Helter Skelter (The Beatles, 1968), entre otros muchísimos más estilos.

Lo anterior combinado a la forma en que se vendían. La negativa de dar conciertos desde 1966 y el acercamiento de sus distintos miembros al imaginario anglosajón y al contexto que se vivía en los sesentas hizo que la huella que dejaron en esa época fuera indeleble. Después de allí no hay más nada, dicen algunos. Y quizá sea cierto. Como vemos, fueron miles los factores que se combinaron para que se diera todo. No fueron solo John, el artista; Paul, el artista, George, el artista; Ringo, el artista. Eran ellos, que entendieron que su contexto le dió todo. Y por eso son la mejor banda de la historia.