Al menos dos docenas de muertos y más de una decena de heridos es el saldo provisional del tiroteo en un iglesia baptista de Texas iniciado este domingo por una persona sin identificar, que la Policía ha reportado como muerta, según diversas fuentes.

El incidente ocurrió en el templo First Baptist Church, en Sutherland Springs, a 45 kilómetros al sureste de San Antonio (Texas), en donde hay una fuerte presencia policial, incluido el FBI, así como personal médico que ha transportado a varias personas a un hospital en la vecina ciudad de San Antonio.

Aunque el comisionado del Condado Wilson, Albert Gamez Jr., llegó a señalar a la cadena MSNBC que la cifra de muertos ascendía a 27 personas, poco después el alguacil del Condado, Joe Tackitt, dijo que el número de muertos asciende a por los menos 20, según la cadena CNN.

El autor de los disparos murió cuando era perseguido, pero no está todavía claro si lo mataron las fuerzas de seguridad o se quitó la vida, dijo el alguacil del condado de Guadalupe, Robert Murphy.

El alguacil señaló, según recogió CNN, que las fuerzas de seguridad y el autor de los disparos, en la persecución que siguió al tiroteo, entraron en el condado de Guadalupe que es vecino al de Wilson, al que pertenece Sutherland Springs.

Las autoridades locales han confirmado que el autor de los disparos es una sola persona, cuya identidad aún no ha sido difundida, si bien Vicente González, representante demócrata por Texas, dijo a la cadena Univisión que la persona autora de los disparos “no es de la comunidad”.

La Policía local informó que ya no hay una “amenaza activa” en el templo, en donde a la hora del suceso se celebraba una misa.

Varios testigos han declarado que sobre las 11.30 hora local (17.30 GMT) un hombre armado ingresó a la iglesia y abrió fuego contra los que se hallaban en el pequeño templo, aparentemente con un rifle de asalto semiautomático.

Un cajero de una gasolinera al otro lado de la calle del templo señaló a CNN que escuchó unos 20 disparos “en rápida sucesión mientras se realizaba un servicio religioso”.

“Estamos en shock”, dijo González a Univision al describir la zona donde se produjeron los hechos.

De acuerdo con el representante, Sutherland Springs es una “pequeña localidad rural”, de mayoría de población anglosajona, y en donde los latinos representan más del 20 %.

“Es gente tranquila y buena, que vive del campo y la ganadería, o trabaja en el sector de petróleo y energía”, señaló.

Poco después del hecho, el gobernador de Texas, Greg Abbott, escribió un mensaje en su cuenta de Twitter en el que condena los hechos.

“Nuestras oraciones están con todos los que fueron perjudicados por este acto malvado. Nuestro agradecimiento a las autoridades por su respuesta”, manifestó el gobernador, quien se halla en camino al pueblo.

Devin Patrick Kelley, el autor del ataque

devin-kelleyEl autor del ataque a una iglesia bautista en Texas fue identificado según fuentes policiales como Devin Patrick, un veterano de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, de 26 años, reseña Infobae.

El joven, que trabajaba como profesor en un estudio bíblico, ingresó esta mañana, pasadas las 11.30 a la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs, vestido con ropa de combate y abrió fuego contra las personas que asistían al servicio religioso.

Kelley, de New Braunfels, un suburbio de San Antonio, murió luego de una breve persecución, de acuerdo a lo apuntado por Robert Murphy, vocero de la Oficina del Sheriff del condado de Guadalupe.

Sin embargo, las autoridades no detallaron si fue abatido o si se suicidó.

Tras lo sucedido, la policía de San Antonio allanó la casa de Kelley por la noche, con unidades de K9 y escuadrones anti-bomba.

En su cuenta de LinkedIn figura que se unió a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos después de graduarse de la New Braunfels High School en 2009.

En la Fuerza trabajó en logística y suministro hasta 2013, cuando se fue y se ofreció como maestro de estudios bíblicos en la Primera Iglesia Bautista de Kingsville.