Todos nacemos con múltiples talentos, pero no todos tenemos la gracia de definir específicamente el simpático y perfumado contenido de nuestro existir, el talento se descubre en cualquier edad y en cualquier circunstancia. Con la formidable tecnología de la actualidad son centenares las posibilidades y facilidades de examinar velozmente lo que realmente adoramos.

Si los padres de familias aplicaran conocimiento  constantemente y aprovecharán su tiempos con sus hijos en la educación, los niños se formarían con ideas firmes y relumbrantes para lograr todo lo que emprendieran, es indispensable que los padres de familias, les dediquen tiempo único a sus pequeños encantadores.

Pero en los hogares el tiempo libre de los adultos, es retenido por los celulares, televisión y monitores, cuando el pequeño de la familia está inquieto el padre o madre le dice al hijo mayor: “Por favor enciéndale la televisión o tablet a tu hermano pequeño.”  Y  el niño ya queda contento, pero claro él es inocente y suele suceder que en la televisión presentan muchos programas inadecuados para niños, tenemos tanto peso de incultura que nos estamos inundando más rápido que el gigante Titanic.

El talento es innato y tenemos muchos. ¿Dónde y cuando se descubren los talentos?. Los talentos se descubren en el momento inesperado, a veces los amigos y familiares son los primeros que notan lo que lo naturalmente hacemos con brillante habilidad, pero realmente quienes nos ayudan a descubrir los talentos rápidamente son los mágicos libros.

¿Cómo saber cuál es mi talento?. El ingenio despierta cuando haces apasionadamente lo que te encanta y te entregas sin limitaciones y vives sumamente seducido y orgulloso de lo que haces, sin importar si te desvela o aguantas hambre, es incalculable el motivo de tu corazón, y aunque te digan que estas demente tu sigues con tu aspiración porque una voz interior te dice: -No te rindas porque tus objetivos se harán realidad si continúa trabajando consistentemente-.

¿Qué hacer para volar con mi talento?. Es sencillo concéntrate serenamente en lo que te gusta, ejemplo: Si te gusta el fútbol debes practicarlo e investiga quienes son y han sido los atletas destacados de la historia. Si te gusta escribir comienza por escribir e investigar los escritores de renombre internacionalmente  tanto contemporáneo como históricos, después te decidirá sobre que género te gustará escribir: poesía, historia  novela, obras de teatro, ensayo, crónica, etc. Y así sucesivamente debes exponer todas tus inquietudes en todo lo que realces gratamente.

Lo asombroso de la vida no es belleza corporal ni belleza económica, la magia verdadera es poder descubrir el don que la índole nos ha obsequiado, muchos que llegan a la vejez  viven vírgenes y mueren vírgenes, mueren con el talento enjaulado. Sé protagonista y representante de la evolución y no un espectador ni eterno usuario, únete y decídete a viajar por el mundo del espléndido cambio…

Tú que tienes negocio aprende a conquistar cliente sigue el modelo de mi amiga  Marisol Díaz, ella es propietaria de una pulpería, y a cualquier hora que llegues siempre te atiende con un carisma cautivador de verídico hechizo que quedas endulzado  de volver pronto y recomendar que la visiten, nunca esta enojada a todos los clientes los atiende con mucho cariño, y es que así debe ser siempre, porque el crecimiento de tu negocio depende mucho del trato al cliente.

Hace unos pocos días visité un pequeño restaurante y fue una atención tan pésima que nunca más volveré a visitar ni nunca recomendaré, la mesera tardó mucho tiempo para que me atendiera y habían poco clientes, en mi mesa no habían servilletas y no solicité para ver si ella, (mesera), la llevaría es parte de su trabajo y jamás las llevó, después solicité unas papas fritas las llevó tardadas y crudas… Todo cliente paga para recibir excepcional atención y así, seguro que cualquiera se hace cliente permanente y también atraerá clientes. Atender a los  clientes realmente es un don prodigioso.

Por: Carlos Javier Jarquín
Carlos Javier Jarquin
El chico poeta